La Fuente Hermosa en Núremberg

Fuente Hermosa

Núremberg es una más de esas ciudades alemanas cuyo centro histórico se vio completamente barrido por los terribles bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de todo es posiblemente una de las ciudades más hermosas de Baviera. Situada a orillas del río Pegnitz, aún aparece rodeada por las viejas murallas medievales del siglo XIV, lo que le confiere un encanto muy particular.

De entre las joyas históricas de Núremberg hoy nos quedamos con una pequeñita pero que para sus lugareños tiene un gran valor. Se trata de la Fuente Hermosa, o Schoner Brunnen, un curioso monumento pero de tanta belleza y peculiaridad que los soldados soviéticos que entraron en la ciudad durante la Gran Guerra no quisieron tocar ni destruir. La encontráis en la Plaza del Mercado, en pleno corazón del centro histórico.

Fue erigida a finales del siglo XIV por el maestro Heinrich Beheim. Se trata de una pila de agua octogonal de la que emerge una pirámide de piedra de casi veinte metros de altura. En ella aparecen cuarenta esculturas que representan a la Filosofía, las Siete Artes Liberales, los 4 Evangelistas, los 4 Padres de la Iglesia, los 7 Príncipes Electores, los 9 Héroes, Moisés y, por último, los 7 Profetas. Estas esculturas son una réplica de las originales, ya que estas se conservan en el Museo Nacional Germánico.

Rodeando la fuente y la pirámide de piedra hay una reja de hierro, de finales del siglo XVI, lo que tal vez imposibilita un poco la visión. Sin embargo, para mantener tan excelso monumento seguramente sea muy necesaria. En la parte superior del lado suroeste de la verja hay un anillo dorado que se puede girar. Cuenta la leyenda que si se gira tres veces mientras se pide un deseo, este se cumple. Tenéis que cumplir con la tradición ya que es uno de los símbolos de Nuremeberg.

La Fuente Hermosa, como su propio nombre, es una de las fuentes más bellas y curiosas del mundo. Si estáis en Nuremberg, además de  su célebre castillo (otro de los monumentos que los soldados soviéticos quisieron preservar) este monumento merece sin duda vuestra atención.

Foto Vía Th81

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Núremberg


Deja tu comentario