Transportes en Múnich

Ayuntamiento de Munich y Marienplatz

Múnich es la capital del estado federado de Baviera es una de las ciudades más visitadas de Alemania, en especial por su impresionante arquitectura, aunque mucha de ella fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial, y por su vibrante cultura.

Ya estando dentro de esta ciudad, la forma más fácil en la que puedes recorrerla es el sistema de transporte público, aunque también se puede en bicicleta, en taxi y en automóvil particular.

Sistema de Transporte Público

Consiste en autobuses, tranvía, S-Bahn o trenes suburbanos, y U-Bahn o metro subterráneo; a los que puedes acceder en su totalidad con el sistema de tickets MVV, por lo que los puedes utilizar con el mismo tiquete. Las estaciones de U-Bahn, que son subterráneas, están señaladas con una “U” en mayúsculas y de color blanco sobre un fondo azul, mientras que las de S-Bahn tienen una “S” mayúscula sobre un fondo verde.

Los viajes individuales en una sola zona tienen un valor de 2.50 euros, aunque los que atraviesan las cuatro zonas, como el viaje del aeropuerto, tiene un valor de 10 euros. Si quieres recorrer toda la ciudad en un día, la mejor opción que tienes es la de comprar un tiquete de toda la red o Gesamtnetz, que tiene un valor de 10.80, y si viajas con hasta cuatro otras personas puedes comprar un tiquete grupal por 19.60.

Si quieres hacer más de dos viajes en un sólo día, te recomiendo comprar un tiquete de un sólo día, que es válido hasta las seis de la mañana del siguiente día. Estos tiquetes están disponibles en cuatro áreas que son el distrito interior o Innenraum, que para los turistas es suficiente, que tiene un precio de 5.40 euros individual y 9.80 grupal o 13.30 y 22.80 para tres días; el distrito exterior o Außenraum, que no cubre el centro de la ciudad, y que tiene un valor de 5.40 y 9.80; Múnich XXL, que sirve para ir a los lagos y suburbios por 7.30 individual y 12.80 grupal; y el de toda la red, por 10.80 y 19.60.

Y cuando estás en Múnich y quieres explorarla en su totalidad, incluyendo sus atractivos, puedes comprar la CityTourCard, que te lleva gratuitamente en todo el sistema de transporte público de la ciudad, así como descuentos en atracciones turísticas como restaurantes, museos y diversas tiendas.

Pasear en bicicleta

Múnich tiene la fortuna de disponer de más de doscientos kilómetros de senderos para ir en bicicleta, por lo que esta forma de moverse es muy popular tanto entre locales como para los turistas. En las oficinas de turismo puedes encontrar tours guiados en bicicleta, aunque si quieres algo un poco más independiente puedes encontrar mapas y lugares para alquilar en la estación principal de trenes o Hauptbahnhof.

Esta ciudad es muy fácil de transitar en bicicleta, aunque algunas veces se presentan accidentes. Es por esto que las leyes a ciclistas son muy estrictas y cualquier infracción tiene una multa que puede ir desde los 10 euros para pequeñas fallas como transitar sin luz, hasta cien euros por no respetar los semáforos. Y andar en bicicleta después de haber bebido alcohol puede terminar hasta en detención.

Tomar un Taxi

Otra opción son estos taxis de color beige y con el letrero amarillo y negro de taxi en el techo, y que esperan en varios puestos de la ciudad, así como en el aeropuerto y la estación del tren. También es posible detener un taxi desocupado en la calle, y es una buena opción para los turistas, aunque no la más económica para aquellos que quieren ir a varios lugares.

Ir en automóvil

Esta opción es la menos recomendada, porque el tráfico a todas horas, en especial en horas punta, es bastante pesado y encontrar lugares de estacionamiento suele ser complicado. Además, muchas de las atracciones de Múnich se encuentran en la parte interior de la ciudad, que tiene varias partes que están cerradas al tráfico, y que tiene algunos de los lugares de estacionamiento más costosos de ella.

Foto Vía: David Iliff

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Munich


Deja tu comentario