- Sobre Alemania - https://sobrealemania.com -

Fachada histórica de Anhalter Bahnhof en Berlín

Berlín tiene mucha historia en cada una de sus calles y avenidas, lo que resulta atractivo para muchas personas que van a visitar la capital de Alemania, y es fácil encontrar lugares que han estado allí durante décadas y que muestran detalles de la historia como lo es la Anhalter Bahnhof.

Este lugar solía ser unza estación de trenes de la ciudad, estando ubicada a unos seiscientos metros hacia el suroccidente de Potsdamer Platz, y aunque este lugar fue cerrado en 1952, detalles de él aún se conservan.

La construcción de esta estación comenzó en la primera mitad del siglo diecinueve, empezando a funcionar en el año de 1841. A través de las décadas esta estación se hizo más grande y mucho más importante, hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se convirtió en la última estación de Berlín Occidental, antes de entrar a la parte oriental donde no se detenía para evitar que las personas utilizaran el tren para escapar de un lado al otro.

En la actualidad puedes encontrar una estación de metro o de S-Bahn con este nombre, que está justo debajo de donde quedaba la estación original, porque fue demolida después de la caída del muro de Berlín. Sin embargo, no toda la historia que contenía este lugar se perdió, porque la fachada aún se levanta de una forma hermosa en este lugar.

Lo que puedes ver en un recorrido por Berlín de la Anhalter Bahnhof es la parte central de lo que era su fachada, levantándose en uno de los lados de la plazoleta de Askanischer o Askanischer Platz. Aunque a esta parte de la estación le hacen falta algunos trozos, como son las esquinas más altas, ha sido restaurada varias veces para mantener su belleza arquitectónica.

En la parte más alta de esta parte de la fachada puedes ver las esculturas «Noche y día» del artista Ludwig Brunow, que a pesar de haber sido restauradas en varias ocasiones sufrieron un deterioro bastante grande por lo que fueron reemplazadas por copias, y que están a lado y lado del hoyo donde antes solía estar el reloj de la estación. Las esculturas originales las puedes ver en el Museo Alemán de Tecnología.

Foto Vía: Tonythepixel