Historia y guerra en Paderborn

Casa de Adan y Eva

Paderborn es una ciudad que está en Renania del Norte-Westfalia, en el centro hacia el norte de Alemania, que tiene mucho para ofrecer a los visitantes, en especial en cuanto a atractivos arquitectónicos. La tenéis a una hora en coche de Dortmund, así que no tiene pérdida alguna.

Aunque en los manantiales del río Pader, de donde sale su nombre, ya existían asentamientos desde tiempos anteriores a los romanos, la mayoría de las construcciones que ves allí son posteriores y tienen una gran riqueza histórica.

Durante la Segunda Guerra Mundial una gran parte de la antigua Paderborn fue bombardeada, de hecho sólo unos pocos bloques lograron sobrevivir. Uno de los más importantes es el que está detrás de los manantiales naturales del río Pader y hacia el norte de la Catedral de la ciudad, que está entre las calles Hathumarstraße y Auf den Dielen, que es la única donde se puede ver toda una fila de casas de marcos de madera.

Entre estas casas, que son tan tradicionales en esta parte de Alemania, se destaca una, que es la llamada la de Adán y Eva. En su interior puedes ver varios tallados en madera que cuentan la historia de esta pareja, así como los símbolos de los evangelistas, las virtudes y otras figuras pertenecientes a la Biblia. En la actualidad, en este lugar puedes visitar el museo histórico del pueblo.

Después puedes ir al Dom, o la reconocida iglesia que existe en Paderborn en honor a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, que aunque no es muy grande, si tiene un gran significado. Al llegar allí verás un claustro que tiene en su parte final una pequeña capilla y que es muy visitada por los turistas, tanto por las decoraciones que tiene como por lo que representa para los locales.

Todo este lugar está decorado con mosaicos y a pesar de que tienen unos colores muy vivos, si no sabes dónde está puedes pasarla de largo, porque es algo oscura y está detrás de la puerta del claustro. Agnes Mann, quien se reconoció en primer lugar por sus trabajos de vitral, fue quien creó estos mosaicos en los años sesentas. En ellos se puede ver a la Santísima Trinidad y a la corte celestial sobre las víctimas y los mártires, en escenas de guerra.

Foto Vía: Biene Willi

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Otras ciudades de Alemania


Deja tu comentario