Construcciones históricas en Bernkastel-Kues

Vista de Bernkastel Kues

Bernkastel-Kues es una población que está en el estado federado de Renania-Palatinado, en las orillas del río Mosela y a un poco más de cien kilómetros hacia el sur de Bonn, siendo reconocida por ser un centro dedicado a la salud y por los viñedos que están a sus alrededores.

Esta ciudad es una de las más grandes que puedes encontrar en las orillas del río Mosela y te llamará la atención su castillo que está en lo más alto de ella.

Esta ciudad la encuentras en una región dedicada al vino, por lo que los paisajes de los alrededores son muy hermosos con sus viñedos y sus bodegas. Te recomiendo darte una vuelta por algunos de estos lugares para que veas las uvas que dan uno de los mejores vinos de la región, así como entrar a sus bodegas para que aprendas a probarlos y un poco más sobre su producción la industria local.

Entre las obras arquitectónicas que se destacan en esta ciudad de Bernkastel-Kues, vale la pena que vayas al mercado medieval que está en su centro histórico, en donde tienes la oportunidad de ver casas típicas con marcos de madera que datan del siglo diecisiete y que están ubicadas en pequeñas calles, entre las que se destaca la angosta Spitzhäuschen o Casa Afilada, que data del siglo quince.

Si quieres seguir viendo el patrimonio arquitectónico local te recomiendo dirigirte hacia la Fuente de San Miguel, o St. Michaelsbrunnen, que data de principios del siglo diecisiete, del año de 1606, que no sólo vale la pena ver, sino sentarte a admirar sus alrededores, ya que hay unas edificaciones bastante históricas y excelentemente conservadas, como lo es el ayuntamiento del estilo del Renacimiento que fue construido en 1608.

No te puedes ir de Bernkastel-Kues sin visitar la llamada Puerta Graach, o Graacher Tor, que es la última puerta de la población en este lugar. El nombre de Graach es el de una pequeña villa que está cerca y que en la antigüedad tenía un camino que la unía directamente a esta puerta, y en una visita allí puedes ver no sólo una gran muestra antigua de la ciudad, sino ir a su museo de historia local.

Para llegar a esta ciudad el aeropuerto más cercano es el de Colonia, situado a poco más de 150 kilómetros.

Foto Vía: Berthold Werner

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bonn


Deja tu comentario