Park an der Ilm, diseñado por Goethe

Parque an der Ilm en Weimar

El poeta Johann Wolfgang von Goethe vivió varios de sus años de vida en la población de Weimar y allí tienes la oportunidad de ver varios lugares que se ligan a este reconocido escritor.

Uno de estos es el Parque en el Ilm, o Park an der Ilm, que es un terreno que él mismo compró y en el que se dedicó a hacer un pequeño jardín a finales del siglo dieciocho al tiempo que colaboraba a diseñar este hermoso parque, que en la actualidad es un gran atractivo turístico de la ciudad.

Este escritor, cuyos escritos tuvieron una influencia profunda en el romanticismo alemán, también diseñó varios de los edificios que en la actualidad puedes ver en este parque, así como dio las ideas para plantar en diversos lugares y hasta hizo los diseños de lo que serían los caminos por los que lo puedes recorrer en la actualidad, que te llevan por todos estos puntos estratégicos.

Y es que cuando llegas a recorrer este Parque en el Ilm de Weimar, de inmediato de empiezas a dar cuenta que el propio Goethe tuvo mucho que ver en su diseño y en los paisajes que puedes encontrar allí, en especial porque tiene varios toques que pertenecen al estilo clásico y otros que pertenecen a un estilo más postclásico, lo que hace una mezcla que atrae tanto a locales como a turistas.

Casa romana el el Parque Ilm

Una de las características más importantes que tienes la oportunidad de descubrir en este parque son los muchos lugares que hay para detenerte simplemente a contemplar el paisaje y los diseños en los panoramas, y antes de irte no te olvides de visitar su casa de estilo romano, que le da un toque especial a todo este parque. Y es tanta la tranquilidad y armonía que brinda, que los locales no dudan en ir allí después de un día de trabajo.

El Parque Ilm, como también es llamado de una forma un poco más simple, en sus más de cuarenta hectáreas te dan un buen espacio para que hagas varias actividades al aire libre, como son simplemente mirar y detallar sus plantas y flores, caminar tomando el aire puro que existe allí, visitar sus monumentos arquitectónicos y si estás de suerte hasta escuchar alguna presentación musical de las que algunas veces se hacen allí.

Fotos Vía: R.Möhler

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Weimar


Deja tu comentario