Catedral de Wurzburgo domina el horizonte

Catedral de Wurzburgo en el frente

La ciudad de Wurzburgo tiene una historia muy rica, por lo que tiene muchos sitios de interés histórico que debes visitar. Y es que entre los campos llenos de viñedos, los mercados, los castillos, los puentes y otras construcciones puede ser difícil para ti escoger lo que quieres ver allí. Pero hay un lugar que seguramente todos los viajeros y locales te recomendarán ver y es la Catedral de la población.

La Catedral de Wurzburgo es Católica Romana y está ubicada en el centro histórico de esta población de Baviera, en el sur de Alemania. Este lugar, que está dedicado a San Kilian, es la iglesia del Obispo de Wurzburgo y cuando llegues a ella te darás cuenta de lo impresionante que es y por qué es tan recomendada, incluso si los templos no te gustan o no profesas la religión a la que está dedicada.

Esta iglesia tiene una altura total de 105 metros y es la cuarta iglesia de estilo romano más grande en todo el territorio alemán, por lo que es considerada toda una obra de arte de la arquitectura de este país de la llamada Dinastía Salia o Francona, que existió allí durante la alta Edad Media y de la cual salieron cuatro reyes de Alemania que rigieron desde 1024 hasta 1125.


Capilla en la Catedral de Wurzburgo

La Catedral que puedes ver alzándose en el horizonte de Wurzburgo en la actualidad fue construida desde mediados del siglo once, en el año 1040, por el obispo Bruno de Wurzburgo, y es la tercera iglesia que fue construida en este mismo lugar. Las dos primeras, que fueron hechas en los años 787 y 855, fueron destruidas y dañadas por el fuego, respectivamente, lo que hizo que se tuviera que construir la que hoy puedes ver allí.

Cuando la ves de frente, esta Catedral parece una edificación de la que salieran sus dos torres principales, que terminan en punta y tienen detalles hechos de ladrillo. Y cuando entras puedes ver sus naves laterales que fueron remodeladas a principios del siglo dieciséis en un estilo de finales del gótico, por lo que están entre las partes más admiradas por los visitantes de toda la construcción.

Ya dentro de la iglesia puedes ver varios trabajos de arte que son muy destacados y entre los que se encuentran la pila bautismal que fue hecha en 1279 por Eckart de Worms, la capilla Schönbonr que fue hecha por Balthasar Neumann, una cripta con un conjunto de vitrales que fue realizada por Georg Meistermann y una serie de tumbas y epitafios de obispos, entre las que se encuentran las efigies monumentales de los príncipes obispos de Rudolf II von Scherenberg y Lorenz von Bibra, que fueron hechas por Tilman Riemenschneider.

Foto 1 Vía: Carport
Foto 2 Vía: Nochmaltobi

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Baviera, Wurzburgo


Deja tu comentario