Dos plazoletas históricas de Ratisbona

Plazoleta Dachau en Ratisbona

La ciudad de Ratisbona es un lugar donde tienes la oportunidad de ver más de dos mil años de historia que no se ha detenido ni un momento.

Tal vez por esto sea considerada como la ciudad europea que tiene algunos los monumentos arquitectónicos y culturales más importantes, por lo que es uno de los lugares más visitados del estado de Baviera. En esta oportunidad te recomiendo algunas de sus plazoletas.

Una de estas plazoletas de Ratisbona es la Dachau que es un espacio grande al aire libre que fue utilizado como un lugar para hacer desfiles para los soldados al final de la Primera Guerra Mundial y en la actualidad tiene ese nombre para hacer un homenaje a todas las víctimas del Nazismo. Es un lugar muy interesante para ir a visitar por la historia que tiene y por los sucesos importantes y tristes que allí sucedieron.

Este lugar también tiene ese nombre en memoria del trágico incidente que ocurrió allí durante los últimos días del Tercer Reich. Allí tres personas fueron ejecutadas el 23 de abril de 1945, poco tiempo antes del fin de la Segunda Guerra Mundial, todo porque ellos querían pasar el control de la ciudad a los estadounidenses sin luchar contra ellos, lo que al final les costó la vida.

Plazoleta de la Nueva Parroquia

También te recomiendo visitar la Plazoleta de la Nueva Parroquia, en la que se han hecho excavaciones a través del tiempo que han permitido descubrir su verdadera historia y trajeron al presente muchos hechos que habían sido olvidados con el tiempo. Este lugar, durante muchas décadas era parte de lo que en la antigüedad era considerado como el barrio judío, que poco a poco se fue extinguiendo.

La comunidad judía de Ratisbona es considerada como una de las más antiguas de todo el territorio alemán, sin embargo, en el siglo dieciséis los judíos fueron sacados poco a poco por el concejo de la ciudad y su barrio fue siendo demolido y reemplazado por esta plazoleta. Así que entre los años 1995 y 1997 fue reconstruida y excavada para que cuente su verdadera historia y hoy allí puedes ver un poco del encanto de lo que era en la antigüedad.

Foto 1 Vía: oldnewbav
Foto 2 Vía: Dr. Meierhofer

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ratisbona


Comentarios (1)

  1. elena dice:

    Que mal reportaje, al querer hacernos pensar «pobres judíos» y buscar una «verdadera» historia a su modo

Deja tu comentario