Lo que hay que ver en la Catedral de Münster

Catedral de Munster

Uno de los lugares más reconocidos y que más vale la pena que conozcas en la ciudad de Münster en la Catedral de San Pablo.

Y es que esta ciudad de Renania del Norte-Westfalia, hacia el noroccidente de Alemania, tiene muchas joyas arquitectónicas que tienes que recorrer, pero entre la lista de las más importantes está esta iglesia que tiene una mezcla de estilos góticos y romanos.

Esta Catedral tal y como la puedes ver en la actualidad es en esencia una construcción que fue realizada en el siglo trece. Sin embargo, no todo lo que puedes ver pertenece a esta época, porque sufrió unos daños durante la Segunda Guerra Mundial que la llevaron a que tuviera que tener una remodelación casi general. Pero el ambiente y sus detalles realmente te darán la impresión de que estás viendo un lugar que lleva allí siglos.

Allí existen varias piezas que vale la pena que veas en vuestras ofertas de viajes como lo es el reloj astronómico, que es toda una maravilla que fue hecha ya casi finalizando la Edad Media y que tiene un calendario que llega al año 2071. Un gran atractivo de este reloj es el carrillón y el baile de sus figuras que tienes la oportunidad de ver de lunes a sábados a las doce del día y los domingos y días festivos a las 12:30 de la tarde.

Reloj

Alejándote unos pasos del reloj puedes encontrar la capilla sepulcral de Clemens August, Cardenal de Galen, que es conocido como el León de Münster. El Papa Juan Pablo II hizo una oración en este lugar en el año 1987 y después de ello en este lugar se puso una piedra memorial que hasta el día de hoy recuerda aquella ocasión, por lo que es un lugar también muy visitado en la Catedral.

El tesoro de la Catedral también merece una visita y allí puedes ver cultura y piezas de arte de doce siglos en exhibición de martes a domingo de once de la mañana a cuatro de la tarde. Te recomiendo ir al mercado que tiene lugar al frente de este lugar todos los miércoles y sábados antes del medio día en donde puedes encontrar productos típicos de la región, así como delicias de la comida de diferentes lugares del mundo. Un buen plato para probar allí es un pescado frito bien caliente, lo que en días de frío suele ser acompañado de una taza de café blanco.

Foto 1 Vía: Rüdiger Wölk
Foto 2 Vía: BMK

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Münster


Deja tu comentario