Lugares para no perderse en Friedrichshafen

Vista del Palacio Iglesia de Friedrichshafen

Friedrichshafen es una población que se encuentra en la parte norte del Lago Constanza, hacia el sur de Alemania y muy cerca de las fronteras con Austria y Suiza.

Este lugar es tan popular entre los turistas por sus paisajes naturales como aquellos que puedes tener en los días de sol cuando puedes ver los Alpes Suizos mientras vas caminando por el paseo del lago, aunque esto no es todo lo que puedes ver allí.

Algunos de los otros lugares interesantes que puedes visitar en esta población de Friedrichshafen incluyen la torre del embarcadero con los impresionantes paisajes que ofrece para las personas que no tengan miedo a las alturas, así como el Palacio Iglesia que es uno de los símbolos de esta población y que se puede ver desde lejos, en especial debido a sus torres gemelas que se elevan en lo alto.

Vista de Friedrichshafen desde la torre del embarcadero

La torre del embarcadero o Moleturm es un lugar que domina los paisajes en la entrada del puerto por su altura y su construcción. La única forma de subir esta torre es a través de sus escaleras de acero que suben las seis plantas que tiene hasta la plataforma de observación, que está a veintidós metros del embarcadero. Desde allí tienes la oportunidad de ver unos paisajes espectaculares del Lago Constanza, de Friedrichshafen y hasta de los Alpes Austriacos.

Otro de los lugares que no te puedes perder en tu viaje a Friedrichshafen es la Iglesia Palacio o Schlosskirche que tiene unas torres gemelas que se elevan a cincuenta y cinco metros y que tienen unos domos que hacen que sean fáciles de reconocer en la distancia. Este lugar, que se ha convertido en uno de los símbolos de la población, fue construido a mediados del siglo diecisiete como un monasterio para la orden de los Benedictinos.

Por último te recomiendo ir a la Fuente Zeppelin que permaneció casi sin ningún daño después de los años de la guerra que dejaron toda la población casi destruida, por lo que es conocida como todo un milagro. Muy cerca de allí también puedes ir al parque de Friedrichshafen, en donde está la famosa estatua de El Conde, que fue hecho por el escultor Toni Schneider-Manzell que es originalmente de esta ciudad, pero luego se fue a vivir a Salzburgo.

Foto 1 Vía: k4dordy
Foto 2 Vía: Themenmixer

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Friedrichshafen


Deja tu comentario