Romántico Castillo de Heidelberg para una boda

Castillo de Heidelberg

El Castillo de Heidelberg o Heidelberger Schloss es una de las ruinas más famosas en Alemania, además de ser el símbolo de la ciudad en la que se encuentra. En este lugar puedes ver las ruinas de un castillo que se encuentran entre las más importantes del estilo del Renacimiento hacia el norte de los Alpes y ha sido sólo en parte reconstruido desde su demolición en los siglos diecisiete y dieciocho.

Las ruinas de este castillo las puedes ver elevadas imponentemente sobre la colina en la que se encontraba esta antigua construcción de estilo medieval y por encima de las calles y de los paisajes del centro histórico de Heidelberg. Los detalles arquitectónicos que aún puedes ver allí tienen elementos de las épocas del renacimiento y del gótico y que te impresionarán con su hermosura.

Además de las ruinas de este castillo medieval, también allí te recomiendo visitar los jardines que se encuentran en sus alrededores y que igualmente reflejan el estilo de la época, el Museo Farmacéutico que es muy destacado y el Gran Vat, que es el barril para conservar el vino más grande del mundo, por lo que verás que en este lugar existen varias cosas para pasar una buena tarde.


Castillo de Heidelberg

A finales del siglo dieciocho y principios del diecinueve llegó la decadencia de este castillo con la que llegó a quedar en las ruinas. Sin embargo, esto no ha evitado que año a año lleguen millones de turistas para ver toda la ciudad, incluyendo su castillo. Desde el siglo quince se dice que personas de diferentes partes del mundo llegaban a visitar este castillo, pero su consolidación como atractivo turístico ocurrió durante el siglo diecinueve.

En estas épocas la fama de este castillo se incrementó debido a que el escritor estadounidense Mark Twain lo describió en uno de sus libros. Ya en el siglo veinte, tantas visitas de personas llegadas de Estados Unidos aumentó la fama y la curiosidad de otras personas de diferentes lugares del planeta. Tanto así que más de tres millones de visitantes llegan allí cada año y más de un millón se queda a dormir allí.

Entre las terrazas de observación desde donde se pueden ver los hermosos paisajes de los alrededores y la Fuente Alta del Príncipe que fue diseñada y construida durante el reinado del príncipe Karl Philipp, muchas parejas se enamoran de este lugar, por lo que deciden casarse en su capilla, en la que se celebran cerca de cien bodas cada año, lo que es una buena idea para personas que estén buscando un lugar mágico y encantador para tener su enlace.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Heidelberg


Deja tu comentario