Ayuntamiento de Augsburgo de estilo renacentista

Augsburgo es una ciudad que tiene una buena cantidad de edificios y calles históricas que encantan a los viajeros tanto alemanes como extranjeros. Tal vez uno de los más llamativos y hermosos es el del ayuntamiento de la ciudad, que es su centro administrativo, y uno de los edificios con objetivos no religiosos más importantes del estilo del renacimiento hacia el norte de los Alpes.

Esta edificación fue diseñada y construida por Elias Holt entre los años 1615 y 1624, siendo terminado su exterior en 1620 y su interior en 1624. Cuando te detengas a mirarlo de frente no sólo estarás viendo uno de los mejores ejemplos del estilo del renacimiento, sino que también verás el primer edificio del mundo que tuvo más de seis plantas, lo que era todo un reto para esas épocas.

Este diseñador sin duda se inspiró en la arquitectura de lugares como Florencia, en Italia, para hacer este Ayuntamiento. También este edificio fue hecho para reforzar la imagen de la Ciudad Libre Imperial de Augsburgo en dos detalles que se encuentran principalmente en la parte de enfrente del edificio. Uno de ellos es un gran cono o estróbilo de pino de cobre que es el símbolo de la ciudad y el otro es el Reichsadler o el Águila imperial del Santo Imperio Romano.


Salon dorado en el Ayuntamiento de Augsburgo

La vista completa de este ayuntamiento fue casi completamente bloqueada por el edificio del cambio de moneda en 1828, sin embargo este edificio fue destruido en la noche del 25 de febrero de 1944 y sus ruinas fueron removidas del lugar durante los años sesentas, lo que permite que en la actualidad puedas ver toda esta edificación desde la plazoleta sin algún problema.

Cuando vayas de visita allí no olvides ir al Salón dorado o Goldener Saal, que es el más impresionante de todos los del Ayuntamiento, además de ser uno de los monumentos culturales más importantes en los últimos años del renacimiento Alemán. A pesar, de haber sido destruido en parte durante la Segunda Guerra Mundial, fue reconstruido en el año 2000 basándose en dibujos y descripciones, por lo que puedes ver algo muy cercano a lo que solía ser. Al acabar con tu visita, puedes ir a refrescarte al Rathskeller o bar subterráneo que queda en el sótano de este edificio.

Foto 1 Vía: Spielkind
Foto 2 Vía: Eistreter

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Otras ciudades de Alemania


Deja tu comentario