Vauban y Riesefeld, ecobarrios de Alemania

Vauban

Freiburg es desde hace varios años una ciudad reconocida por su calidad de verde o solar y ostenta el mérito de poseer los primeros ecobarrios del mundo, que llevan los nombres de Vauban y Riesefeld. En realidad su nombre significa «ciudad libre» y es bien conocida porque aquí se han alcanzado unos niveles de protección ambiental inéditos.

Es la ciudad más al sur de Alemania y se la considera la entrada a la Selva Negra, conocida por su clima cálido y soleado. En realidad Freiburg recibe la cantidad record de 1800 horas de sol al año, posee una densidad de automóviles de las más bajas entre todas las ciudades alemanas y el reciclaje de papel alcanza al 80% de todo el que se utiliza.  El sol se aprovecha al máximo con la instalaciones de paneles fotovoltaicos que se integran perfectamente con el paisaje y todos los hogares tienen libre acceso a internet. Por eso aquí en Freiburg se encuentra el Instituto Fraunhofer, que es donde se realizan las principales investigaciones en energía solar.

Los ecobarrios son un verdadero motivo de orgullo para la ciudad, ya que han sido diseñados por sus propios habitantes, con la cooperación de las autoridades municipales y un equipo de arquitectos especializados en la construcción de bajo consumo.

Vauban fue un antiguo cuartel que estaba en desuso desde 1992. Había sido ocupado por personas de bajos recursos y estudiantes y actualmente viven allí cinco mil personas; la casa ecológica es una realidad, la vegetación trepa por los edificios y se instala en los tejados con lo cual consiguen retener agua de lluvia, los automóviles son ilustres desconocidos y las calles ahora son el lugar elegido por los niños para jugar. Las casas de Vauban son construidas en base a un prototipo llamado Heliotropo.

Rieselfeld, en cambio, surgió como una iniciativa del gobierno municipal y fue creado en 1991. Actualmente tiene cuatro mil doscientas viviendas que son construidas en forma original por sus propios habitantes, que de esta manera consiguen no solamente abaratar los costos sino materializar el sueño de la casa de bajo consumo.

La idea de los habitantes de estos barrios es el sueño de muchos: vivir confortablemente y en armonía con el ambiente; para conseguirlo, han puesto en acción toda su imaginación, apoyados por el gobierno local y en base a las buenas prácticas medioambientales.

Actualmente son visitados por cientos de turistas e investigadores que quieren ver de cerca este fenómeno y al mismo tiempo replicarlos en sus lugares, donde están surgiendo estas iniciativas como el BedZED (“Beddington Zero Energy Development”), un barrio del sur de Londres creado en en el año 2006, o el Hammarby Sjöstad de Estocolmo, que se caracteriza por su sistema subterráneo de recolección de residuos.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Freiburg


Comentarios (1)

  1. mario antonio dice:

    En Chile estamos a años luz de pensar en estas formas de Habitat para las clases populares, sin embargo hay algunos ingenuos que creen que plantando algunos arbolitos estan creando un “ecobarrio”, primero es necesario educar y cambiar nuestros arraigados hábitos cuestion que debe comenzar con una enseñansa de calidad, tambien debemos pensar en mejorar los ingresos de los trabajadores para estar en condiciones de asumir costos necesarios, y por último los gobiernos implementar politicas serias de financiamiento de proyectos habitacionales ecológicos. Será posible en la medida que nuestro país sea dueño de sus riquezas y las administre en beneficio de todos.

Deja tu comentario