El zoo Wilhelma de Stuttgart

Zoo Wilhelma

Este Jardín Zoológico y botánico fue encargado por el rey Guillermo I de Wurtemberg en 1842 al arquitecto Karl Ludwig von Zanth en estilo árabe, tanto que se lo llama la Alhambra en Neckar; originalmente planificado como un jardín privado, el estilo se debe a que en el siglo XIX la arquitectura morisca se había puesto de moda en las casas reales y principescas de Europa.

Actualmente es propiedad de la ciudad de Stuttgart y recibe la visita de más de dos millones de personas por año.

El Jardín Zoológico es el hogar de alrededor de diez mil animales de mil especies diferentes, lo cual lo transforma en uno de los zoológicos más ricos no sólo de Alemania sino de todo el mundo; por su parte el Jardín Botánico alberga unas seis mil especies vegetales en el parque histórico y en los invernaderos.

Ofrece un abanico de posibilidades y entretenimiento para toda la familia; por ejemplo visitas guiadas por equipos de voluntarios los fines de semana y otras que son orientadas por los cuidadores y jardineros del Parque, un enfoque diferente para grupos de hasta veinte personas que permite conocer el «detrás de la escena». Allí, los especialistas les mostrarán los distintos lugares y procesos que se desarrollan para alcanzar el buen funcionamiento de un moderno jardín zoológico y botánico.

Si la idea es explorar Wilhelma a su antojo, hay varias rutas que puede seguir dependiendo del clima, estado de ánimo, interés y época del año; cada una muestra al visitante una imagen distinta del parque y las construcciones, como las flores del invernadero en cualquier estación y los lirios de agua en verano. Además hay visitas guiadas sobre temas específicos, como el Acuario, Terrario, Amazonas, Insectario y Botánica. Todas estas visitas son muy demandadas y por eso hay que inscribirse previamente en el Centro de Orientación; les recomendamos organizar su visita consultando la página web del Zoo Wilhelma.

Otro programa fascinante del Zoo Wilhelma es la posibilidad de tomar un contacto más estrecho con los animales que lo habitan.  Es necesario coordinar estas visitas con anticipación, el número de plazas es limitado y hay situaciones en las cuales los animales no pueden ser tocados (animales enfermos, bebés).

No dejemos el Zoo sin visitar su tienda, donde encontraremos una amplia selección de artículos como camisetas con motivos de animales y plantas, tarjetas postales, peluches, libros y juegos. Si la idea es comer algo, hay tres pequeños quioscos en el parque, cerca de la granja demostrativa, la casa de crianza y un restaurante con vistas al Belvedere.

Información práctica

  • Horario: todos los días, apertura a las 8.15 hs, cierre entre las 16 y las 18 hs. según el mes del año.
  • Entrada: adultos, 12 euros; niños, 6 euros. En la temporada de invierno y todo el año luego de las 16 hs, el precio se reduce a 8 y 4 euros respectivamente.
  • Cómo llegar: en tren, ruta U 14, estación Wilhelma; ruta U 13, estación Rosensteinbrücke; en bus, líneas 52, 55 y 56, estación Rosensteinbrücke; en metro, líneas 1, 2 y 3, estación Bad Cannstatt; rutas 4, 5 y 6, estación Nordbahnhof.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Stuttgart


Deja tu comentario