La belleza del centro histórico de Núremberg

Centro Historico de Nuremberg

La ciudad de Núremberg está ubicada en el estado federado de Baviera y es un destino turístico impresionante, en especial por su atmósfera medieval que puedes sentir en cada rincón de su centro histórico, además de una historia de más novecientos años que puedes ir descubriendo a cada paso. Es tal vez por esto que año a año miles de personas deciden ir allí a descubrir pedazos de la historia de Alemania.

El centro histórico de esta ciudad es sin duda uno de los lugares más recomendados cuando se llega allí, en donde se encuentran muchas atracciones que permiten ese encuentro con el pasado entre las que se destacan el medieval Castillo de Kaiserburg, las murallas que se encuentran rodeando este lugar, así como las iglesias góticas que fueron construidas en este lugar.

Núremberg está a orillas del río Pegnitz y es precisamente este el encargado de dividir el Centro histórico en el lado Sebald, en donde está el Castillo de Kaiserburg, y el lado Lorenzo. Para comenzar un recorrido por este lugar te recomiendo hacerlo justo al lado de la estación de trenes, en donde se encuentran la torre y la puerta Königstor, que dan la entrada a la muralla de la ciudad y después de que entras te puedes encontrar con varias casas con marcos de madera tan típicas de ciertas regiones alemanas.

Castillo Kaiserburg en Nuremberg

Al lado de la puerta Königstor se encuentra un centro de artesanías que fue construido en el año de 1971 justo detrás de la pared Frauentor. En este lugar puedes ver muchas cosas históricas y sentirte en otros tiempos. El patio de esta construcción tiene varias casas con marcos de madera en donde puedes ver una variedad de tiendas de artesanías y una panadería de pan de jengibre. En medio del ambiente del Medioevo, puedes aprovechar para disfrutar una deliciosa bratwurst con una copa de vino o una buena cerveza alemana.

Y por supuesto visitar el Castillo Kaiserburg, que es el símbolo de la ciudad, que se alza en medio de este centro medieval. Esta construcción se encuentra hecha sobre un risco de piedra arenisca en la parte norte del centro histórico y hasta el siglo dieciséis era la residencia ocasional de los káiseres y reyes alemanes. En la actualidad allí puedes ver un museo que te cuenta varias historias que ocurrieron en este majestuoso lugar.

Foto 1 Vía: Mauricio Pellegrinetti
Foto 2 Vía: Keichwa

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Baviera, Núremberg


Comentarios (1)

  1. Clemencia Medrano Luebbert dice:

    Me encanto este articulo y me gustaria saber mas al respecto, mis abuelos maternos fueron alemanes, nunca he podido ir a conocer por causas de trabajo, y economico.
    Clemencia

Deja tu comentario