- Sobre Alemania - https://sobrealemania.com -

Ruta dorada Duisburg-Dusseldorf, recorrido en bici

Duisburg es la ciudad más occidental de la cuenca del Ruhr, llamada Ciudad Universitaria, con casi 500.000 habitantes la 15° ciudad más grande de Alemania. Se encuentra justo en la desembocadura de la Cuenca de los ríos Ruhr y Rhin, uno de los ríos más transitados de Europa, que serpentea a lo largo de 37,5 kilometros en Duisburg.

Geográficamente muy bien ubicada, tiene excelentes conexiones por medio de carreteras, aviones, ferrocarril y vías fluviales que conectan la cuenca del Ruhr con los centros industriales más grandes de Europa y con toda Alemania, como el Aeropuerto Internacional de Düsseldorf que se encuentra a pocos minutos.

Todo esto ha generado una ciudad muy versátil, con nuevos espacios destinados a gastronomía y comercio, como por ejemplo el nuevo Forum, en el centro de la ciudad, 60.000 metros cuadrados de restaurantes, ocio, oficinas y servicios para el turismo.

Es que Duisburg disfruta también de preciosos espacios abiertos para la recreación, como el Parque Deportivo de Wedau, la mayor zona de recreo en el área metropolitana,  o los Seis Lagos interconectados, que se crearon a partir de la extracción de arena para la construcción del ferrocarril entre 1910 y 1915 y actualmente son una zona de recreación, complementada con la creación de islas forestales y penínsulas que le dieron a la ciudad un aspecto antes nunca visto.

Aquí se pueden practicar deportes náuticos como surf, vela, buceo o alquilar una barca para pasear por los lagos. La parte sur es una zona protegida y se ha creado una extensa red de senderos como un paisaje natural ideal para la observación de la vida vegetal y animal y la relajación.

Pero uno de sus principales atractivos son las rutas senderistas que la comunican con otras ciudades, como esta ruta dorada para hacer en bicicleta, de 35 Km. de extensión que nos lleva hasta Dusseldorf; a lo largo de este recorrido, podremos disfrutar de la vista de las granjas, huertas y pequeños caseríos que hacen la diferencia en esta ruta de otoño.

Reservas naturales y estructuras rurales, la visión permanente del gran río Rin y los sitios históricos serán nuestros acompañantes durante el camino, como por ejemplo el Castillo Kalkum y el de Angermund Heltorfer; también veremos preciosas capillas e iglesias antiguas y un ingrediente que hará más relajado y entretenido el viaje, son los cafés y patios cerveceros que están instalados a lo largo del camino, donde podremos detenernos un momento y tomar un merecido descanso.

El punto de partida es la estación de Duisburg y debemos salir en dirección a Serm, tomando como referencia la cúpula en forma de cebolla de la Iglesia de San Huberto.

Foto: Wiki Commons