Chemnitz, la ciudad de la modernidad

Castillo Rabenstein

Chemnitz, a orillas del río del mismo nombre en el estado de Sajonia, es la tercera ciudad más grande del estado después de Leipzig y Dresde, y centro económico y cultural de la región.  Conserva esta tradición desde el siglo XIV, en que se instalaron las primeras hilanderías que la convirtieron, no sólo en uno de los centros de industria textil más importantes de Alemania, sino en uno de los más activos del movimiento obrero alemán.

Supo conjugar la  tradición con la modernidad que impulsa el desarrollo de la ciudad;  el fomento de la ciencia y la cultura se evidencian en su fascinante arquitectura y la revalorización de su patrimonio industrial. Pero en un hecho sin precedentes, en 1990 adoptó el modernismo como un principio: desarrollo continuo, movimiento e innovación le dieron un diseño completamente nuevo.

Desarrolla una actividad cultural reconocida internacionalmente, como el Teatro Municipal de la Ópera, uno de los más modernos de Europa, con actuaciones espectaculares, la Orquesta Filarmónica Robert Schumann y el Teatro de Títeres.  Otro lugar para no perderse es el Museo Gunzenhauser, instalado en el antiguo edificio de un banco, que alberga casi 2.500 obras importantes del modernismo clásico, el arte de entre guerras y la segunda mitad del siglo XX, como por ejemplo una de las colecciones más grandes del mundo de Otto Dix.

Chemnitz es la cuna de invenciones que trajeron progreso a la sociedad, motivo de orgullo de sus habitantes, y una de las ciudades de Alemania con mayor cantidad de parques y espacios verdes por habitante.

Lugares para ver: el castillo Rabenstein, construido en 1170 y que es el más pequeño castillo medieval en Sajonia; el Kaßberg, barrio residencial artístico de la ciudad, área protegida con elementos de la arquitectura art nouveau en viviendas, templos y edificios públicos; el famoso monumento a Karl Marx, de 7 metros de altura, una impresionante cabeza de bronce sobre una base de granito; el Mercado, uno de los edificios más bellos del siglo XIX, como la Iglesia de San Marcos. La Torre Roja, el más antiguo símbolo de la ciudad, construida en el siglo XII. La Casa de baños, de principios del siglo XX y considerado el balneario más hermoso y grande de Europa.

Queda mucho en el tintero; digamos que Chemnitz es, en la región de Sajonia, una destino privilegiado por los amantes del senderismo y la naturaleza, ya que posee varias rutas ciclistas y para caminantes que se adentran en el precioso Valle del Mulde.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Baja Sajonia, Otras ciudades de Alemania


Deja tu comentario