El parque de esculturas Waldfrieden

Parque de esculturas Waldfrieden

Creado por el famoso escultor norteamericano Tony Cragg en el año 2008, alberga diecinueve esculturas instaladas en un parque de 15 acres, parte de una villa que ostenta una casa de mediados del siglo pasado, en sí misma una escultura ya que no tiene esquinas ni bordes: Villa Waldfrieden.

Unos renglones acerca de esta casa, antes de visitar el parque de esculturas: fue propiedad del filósofo y humanista Herbert Kurt, a su vez un fabricante de lacas que además protegió a muchos artistas de la persecución nazi. Fue construida de acuerdo a sus ideas, en un estilo antroposófico, por eso no tiene aristas o bordes rectos, todas las esquinas de sus 44 completas habitaciones son redondeadas. Fue diseñada por el arquitecto Franz Krause entre 1947 y 1949, actualmente es considerada un monumento histórico.

Este parque se ubica entre Wuppertal Barmen y Elberfeld, y la casa fue adquirida por la Fundación Tony Cragg en el año 2006 para recuperarla y ponerla en valor. Se ha instalado el café Podium, en lo que fue antiguamente la vivienda del jardinero, para descansar y tomar algo en una atmósfera encantada.

Las esculturas se integran perfectamente al ambiente; realizadas en bronce o acero, a veces se esconden y otras se ubican en lugares destacados, en pequeñas colinas, entre los árboles o en medio del jardín, conformando un verdadero bosque artístico ya que toman elementos de la naturaleza como bulbos, cebollas, pilares de piedra arenisca, y también personajes mitológicos como Simbad o el Barquero.

Tony Cragg es uno de los escultores contemporáneos más renombrados; ha trabajado en los más diversos materiales, desde papel hasta bronce, y vive desde hace más de 30 años en Wuppertal. En 1988 recibió el Premio Turner y en 2007 el Praemium Imperiale de la familia imperial japonesa; es miembro de la Academia de Artes de Berlín y rector de la Academia de Arte de Dusseldorf.

El parque alberga también obras de otros artistas, como trece esculturas de Jean Dubuffet, escultor francés fallecido en 1985, que son las últimas obras creadas por este artista. Para completar el disfrute artístico con todos los sentidos, el parque cuenta con un pabellón de cristal, construido donde antes se encontraba la piscina de la villa, en el que se organizan exposiciones y conciertos de música contemporánea, que también se realizan al aire libre si el tiempo acompaña; son recitales internacionales de jazz contemporáneo y música de todo el mundo, constituyendo una tríada maravillosa: arte, música y naturaleza.

Imprimir

Categorias: Otras ciudades de Alemania


Deja tu comentario