Senderismo en Altmuehltal

Altmuehltal

Esta hermosa región de Baviera nos invita a realizar un recorrido de doscientos kilómetros, en diez etapas, a lo largo de los cuales descubriremos el sorprendente patrimonio natural y cultural de romántico valle del Altmühltal.

El sendero está calificado como fácil aunque tiene algunos sectores bastante dificultosos como estrechos caminos entre rocas enormes y formaciones dolomíticas, y discurre en buena parte a través del Parque Natural Altmuehltal.

Las distintas etapas nos regalan paisajes maravillosos matizados con pequeños pueblos barrocos que parecen sacados de un cuento, bosques de hayas y valles soleados. A los entusiastas de la Naturaleza les informamos que en algunos lugares encontrarán raras especies vegetales como orquídeas nativas y hierbas aromáticas y extrañas formaciones calizas del período jurásico, como el grupo “Los doce apóstoles”, una reliquia dejada por el mar que en los tiempos prehistóricos cubría toda esta zona. Otras fascinantes obras de la naturaleza son la Garganta del Danubio y un espectacular arco de piedra en Unteremmendorf.

El sendero tiene también atractivos para los arqueólogos en potencia: veremos el “Surco de piedra” en Wolfbronn, una formación de más de doscientos metros que resulta de la calcificación del agua de un manantial y sigue creciendo año a año, así como vestigios de la presencia de celtas y romanos que consideraba al Altmühl como un río sagrado y crearon allí sitios religiosos, y el famoso Archeopteryx Urvogel, en el Solnhofen-Müller Museum.  A cada vuelta del río nos esperan castillos y museos, villas barrocas con sus estrechas callejuelas y magníficos edificios, y el puente colgante de madera más largo de Europa, el ondulante Tatzelwurm.

Queda mucho en el tintero; agreguemos que a lo largo del recorrido se pueden realizar distintas prácticas deportivas como canotaje o kayakismo en el agradable río Altmühl.  Después de estas agotadoras jornadas lo único que necesitamos es recuperarnos con la excelente cocina bávara; vegetales, truchas de arroyo, oscura cerveza artesanal y la especialidad de la zona, el cordero, que se prepara de muy distintas maneras.

Por la noche, podemos elegir para descansar algunos de los conventos que se encuentran a lo largo del recorrido y que nos ofrecen la tranquilidad de la vida monástica, o quizás algo más divertido como participar en los festivales de los pueblos que atravesaremos, o tan placentero como disfrutar de la relajación en un centro de salud y spa como el que se encuentra en Burg Pappenheim.

Foto: Parque Natural Altmuehltal

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Baviera, Naturaleza en Alemania


Deja tu comentario