Sarre, con poblaciones pequeñas y pintorescas

Sarre

Las ciudades y poblaciones del estado de Sarre, también conocido como Saarland y que se encuentra en el triángulo de terreno cerca a las fronteras de Alemania con Francia y Luxemburgo, tienen un cierto ambiente mediterráneo que puedes experimentar en sus muchos eventos y festivales. También puedes ir a pasear y a comprar en las muchas oportunidades que allí encuentras como en las prestigiosas boutiques y tiendas de descuento de las fábricas.

En estas poblaciones también puedes encontrar varios museos que documentan la variada y fascinante historia de esta región, además, como te lo podrás imaginar al estar tan cerca de la frontera con Francia, la comida y el buen comer aquí es una verdadera forma de vida, que podrás disfrutar en los varios bares y restaurantes que te servirán cosas que complacerán a todos tus sentidos.

Saarbrücken, también conocida como Sarrebruck, es una ciudad que tiene más de mil años y no sólo es la capital regional y una metrópolis moderna, sino que también es el centro cultural y económico de Sarre. El río Sarre atraviesa esta ciudad por ocho kilómetros y de hecho esta población originalmente eran dos diferentes a cada lado de este río, y en la actualidad la forma más directa de conexión entre estos dos lados es el Alte Brücke, o Puente Viejo, que fue construido en el siglo dieciséis.


Sarre

Por otro lado, la Casa de Villeroy & Boch es el centro de visitantes en las orillas del río Sarre en la población de Mettlach y el lugar perfecto para que vayas y descubras el maravilloso mundo de la cerámica. Los creativos diseñadores de esa compañía constantemente se encuentran creando nuevas formas y objetos de decoración hechos con este material antiguo.

En Sankt Wendel se encuentra una hermosa iglesia gótica, que es lugar de perenigraje y tiene las reliquias de Wendalinus, un monje vagabundo que es patrón de la ciudad y que falleció en la primera parte del siglo séptimo. Allí también puedes encontrar un impresionante grupo de tumbas que datan de finales del siglo quince. En esta ciudad no puedes encontrar muchas cosas, pero vale la pena para conocer un poco el estilo de vida de las pequeñas poblaciones.

Por último, te recomiendo ir a Blieskastel que es un resort especializado en la hidroterapia que tiene un buen número de edificaciones interesantes que datan del renacimiento y del barroco, como el ayuntamiento y el Palacio de la Iglesia. Hacia su occidente, puedes encontrar el Gollestein que es la roca megalítica más grande de toda Alemania.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Saarbrücken


Deja tu comentario