Tesoros historicos en Aquisgran

Ayuntamiento de Aquisgran

Los romanos se asentaron en Aquisgrán hace más de dos mil años, atraídos por las aguas termales, pero el fundador real de esta ciudad fue Carlomagno, quien cambió la historia de los últimos más de mil años. En esta ciudad encontrarás un encanto histórico que es más sorprendente en el centro del casco histórico con su imponente catedral, su ayuntamiento gótico y sus casas pintorescas que datan de hace varios siglos. Además la fuente de Elisenbrunnen, que es una de las muchas que hay en la ciudad, vale la pena que la visites.

Uno de los lugares más visitados por los turistas en esta ciudad de Colonia es la Catedral, que se encuentra justo al lado del Ayuntamiento, y su presencia es realmente imponente en todo el corazón del centro histórico. Carlomagno construyó esta estructura en el año ochocientos como una capilla del palacio y entre los años 936 y 1531, treinta reyes alemanes fueron coronados en el famoso trono de marfil de este personaje.

En el año 1414, se puso el monumental presbiterio, que es una obra maestra de la arquitectura gótica. Este lugar mide veintisiete metros de largo y sus ventanas son las más altas de esta época arquitectónicas. En este lugar puedes ver el relicario dorado de Carlomagno y el de la Virgen María, que contiene las reliquias más importantes de la Catedral.


Catedral de Aquisgran

También debes visitar la gran cantidad de tesoros que se encuentran en la Catedral ya que durante sus más de 1.200 años de historia emperadores, reyes y peregrinos donaron su mobiliario opulento y otros tesoros. El candelabro que se encuentra debajo del domo de mosaico decorado por ejemplo fue regalado por el Emperador Friedrich I, conocido como Barbarossa.

Los tesoros de esta Catedral son unos de los más grandes de cualquier iglesia en el Continente Europeo e incluyen una colección única de objetos preciosos de la historia de este lugar como la Cruz Lothar y el busto de oro y plata de el propio Carlomagno. Así que te recomiendo que cuando vayas mantengas los ojos bien abiertos y busques todas esas piezas de historia que allí se encuentran.

Por su parte, el Ayuntamiento de la ciudad también es muy hermoso y atractivo. Este lugar fue construido, con un salón de coronación, en el siglo catorce en el lugar de la habitación del trono del Palacio Imperial Carolingio. Cinco pinturas al fresco de Carlomagno hechas por Alfred Rethel decoran las paredes y copias de la insignia imperial y un manuscrito Carolingio también pueden ser vistas por los turistas.

Foto 1 Vía: א (Aleph)
Foto 2 Vía: Wolf Meusel

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Colonia


Deja tu comentario