Disfrutar de cruceros turísticos por el Rhin

En barco por el Rhin

Si hay un río que defina a Alemania sin duda es el Rhin, la vía fluvial más utilizada de la Unión Europea y uno de los ríos emblemáticos de todo el Viejo Continente. En Alemania tiene una belleza espectacular y las localidades que se sitúan en sus márgenes son populares destinos de vacaciones. Además, en sus orillas se pueden encontrar castillos, catedrales y viñedos que no nos dejarán indiferentes.

Al margen del importante patrimonio que se encuentra en ella, la región del Rhin destaca además por su benigno clima, soleado, seco y cálido, que ha favorecido, por reunir esas características, la agricultura de viñedos. Es por ello que numerosos pueblos situados en esta región cuentan con festivales de vino.

Para poder contemplar en todo su esplendor la belleza de la zona podemos optar por una visita turística en barco por el Rhin. Diariamente se ponen en marcha para los visitantes rutas de este tipo. Y si disponemos de más tiempo y dinero podemos optar por un crucero que recorra la ruta por la que este río pasa por Alemania. Un recorrido de este tipo nos permite además recorrer ciudades que por lo general están alejadas de los circuitos más turísticos, pero también interesantes.

En caso de que nos decidamos por el crucero, un buen punto para comenzarlo podría ser Colonia, con la catedral más grande de Alemania y un singular conjunto de doce grandes iglesias románicas en el centro de la ciudad. Son recomendables asimismo Cochem y Coblenza, localidades que nos dan la imagen de la parte más medieval de Alemania.

Como veis, decidirse a recorrer el país en un barco que surca el Rhin es una manera de lo más original de acercarse a Alemania. Quizás no habíais pensado en esta posibilidad, pero ¿por qué no cambiar la perspectiva de conocer tierras alemanas?

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rutas Turísticas


Comentarios (2)

  1. Mary Chacur dice:

    Recientemente he visitado Alemania y entre los innumerables atractivos, elegí la Ruta del Rhin, partiendo desde la bella Koblenz. El viaje muy ameno, bien atendido y con numerosos viajeros. Contemplamos las bellezas que se sucedían una y otra vez, los cultivados viñedos, los castillos medievales, en fin una magnífica experiencia que recomiendo a quién la guste la Naturaleza y además contemplar el cuidado que los habitantes de este próspero país, ponen para lucir con orgullo cómo han sabido reconstruir un país tan castigado. Es cual ave fénix que nace mas hermosa desde sus cenizas.
    Admirable,
    Mary Chacur Chacra

  2. juan carlos gonzalez dice:

    quiero hacer crucero por el rin desde amstedan a colonia

Deja tu comentario