Heidelberg, la ruina más célebre de Alemania

El castillo de Heidelberg se sitúa en la población homónima, la ciudad de Heidelberg, y constituye no sólo el principal atractivo turístico de la misma, sino también la ruina conservada más importante de todo el territorio alemán. Residencia de salvaje vegetación en algunas zonas, de centro de arte en otras y de gloriosas piedras caídas que, por doquier, cantan pasadas batallas, la fortaleza de Heidelberg se alza dominando las vistas de la población y captando con su magnitud la atención de todo visitante.

Fueron los soldados de Luis XIV de Borbón quienes dinamitaron el enclave causando tales destrozos que, a pesar de las reconstrucciones llevadas a cabo entre 1689 y el 1693, no se llegó a recuperar completamente lo perdido. El castillo pasa así a la historia de la humanidad como la ruina de lo que fue, pero la ruina más valiosa de toda Alemania. Nace esta ruina a partir de una construcción inicial documentada por primera vez en el 1225 y a partir de ahí continúa a lo largo de 600 años de historia marcada por modificaciones y alteraciones a manos de los diferentes miembros del palatinado que allí se alojaron.

La visita al castillo permite observar la ruina de uno de los enclaves más antiguos, el edificio de Ruperto, pero también zonas totalmente reconstruidas como la edificación que Federico IV mandó construir o zonas realmente interesantes, como el sótano con su inmenso barril de vino capaz de contener más de 220.000 litros o el Museo de la Farmacia también localizado en el piso subterráneo.

Sin duda resulta también tremendamente interesante realizar un recorrido por el exterior del castillo. Allí el jardín de los cañones o Stückgarten se abre espléndido para deleitar los sentidos de su observador. Este área era empleada, en tiempos de Ludwig V, como espacio para realizar prácticas y demostraciones con las armas, pero posteriormente, por orden de Federico V pasó a convertirse en un jardín específicamente diseñado para la recreación y diversión de su mujer, la princesa Isabel Estuardo.

Además, esta zona permite acceder al Schlossgarten, es decir, al parque del castillo también llamado antiguamente Hortus Palatinus. Considerado por muchos como la octava maravilla del mundo, este jardín se alza también como uno de los más importantes entornos naturales de Europa. Desde ambos jardines es posible admirar las increíbles vistas panorámicas que ofrece el castillo y su amplio conjunto de torres, murallas y edificios.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Heidelberg


Comentarios (1)

  1. Manuel Liquidano dice:

    Pasamos unas bellas vacaciones por Alemania este 2010,conocer este maravilloso castillo ha sido un magnifico regalo que nos dimos con mi esposa,porque despues de trabajar muy furte durante varios anos,finalmente se nos dio de poder visitar la Europa y pasar dos semanas en alemania,donde el tiempo se nos volvio corto para cnocer tantos lugares llenos de historia,romance misterio lujo,diversion y todas esas cosas que buscamos al viajar por el planeta tierra. quienes tengan la oportunidad de podr visitar este magico lugar quedaran impactados por su belleza ,su ubicacion ,su solida construccion que nos traslada a esas epocas de extravagancia loyal.

Deja tu comentario