Los Montes Suabos, la historia del mundo

Hace millones de años el Mar Jurásico se abrió para dejar paso a los Montes Suabos. Montes de altura media, de peculiares formas y suaves ondas, que a lo largo de unos 200 km atraviesan el sudeste de Alemania para acabar muriendo en el Nördlinger Ries, situado entre Baden Wurtemberg y la región de Baviera.

Conceden estas ancestrales elevaciones un paisaje insólito que recuerda los días en que fuera territorio de intensa actividad volcánica y no de intensidad cualquiera, sino de una profunda y densa actividad volcánica casi única en el mundo. Hoy ya no llueven por allí rocas de fuego y tan sólo pastan por las praderas alegres ovejas, que seguramente den la bienvenida al visitante.

No es de extrañar que con estos ajetreados antecedentes la visita a los Montes Suabos suponga una viaje directo al pasado, una aventura donde es posible apreciar antiguas huellas geológicas, curiosos y variados fósiles, pero también lagos de naturaleza volcánica, enormes saltos de agua, cavernas, abrigos y grutas, donde las estalactitas y las estalagmitas gobiernan, y que simplemente rememoran la paz. Constituye el conjunto de los montes un auténtico parque jurásico, por el que hace millones de años paseaban y volaban los grandes saurios.

Dada su riqueza geológica existen multitud de ofertas para poder admirarla, desde el Museo de los Fósiles, hasta las rutas geológicas por el interior de las rocas, para conocer en vivo los secretos de los Montes Suabos. Además, en algunos puntos concretos también es posible contratar visitas guiadas especializadas en los temas geológicos de las cuevas.

Por supuesto, la naturaleza que colma la superficie de los montes también despliega sus encantos ofreciendo al espectador deliciosas escenas marcadas por ricas especies florales y faunísticas. Numerosos espacios naturales, como el Parque de los Rododendros y los Nenúfares de Balingen, el Parque Botánico de Dettingen o la Reserva Natural Beutenlay en Münsingen, permiten al visitante acercarse a la flora más característica de la zona, mientras que otros, como el Zoológico de Göppingen, lanzan una mirada hacia las especies animales más variopintas.

La zona de los Montes Suabos surge también como una región galante de actividades para toda la familia y, especialmente, para los amantes del montañismo, senderismo y cicloturismo. Son muchas las rutas que surcan el área y la mayoría de ellas recorren bellos paisajes jalonados por antiguos palacios, castillos y ruinas, que resultarán, sin duda, difíciles de olvidar.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rutas Turísticas


Deja tu comentario