Baja Sajonia, la comunión de los contrastes

Baja Sajonia

¿Playa o montaña?… Típica duda llegado el momento de las vacaciones. Pues bien, esta decisión de gran envergadura queda totalmente superada en la región alemana de Baja Sajonia, donde la costa del Mar del Norte compite en belleza con las cumbres del Harz. La visita a Baja Sajonia brinda la posibilidad de disfrutar de ambos destinos y de olvidar la reiterada duda prevacacional.

El estado federado de Baja Sajonia está situado al noroeste de Alemania, tiene frontera natural con el Mar del Norte y dada su gran extensión constituye el segundo estado más grande del país por detrás de Baviera. Este enclave privilegiado garantiza excelsos paisajes costeros y marinos,así como toda una gama de deportes de invierno y preciosas escenas regidas por la nieve en el corazón del macizo del Harz. Precisamente, en las inmediaciones de este paisaje montañoso, surge la capital del Bundesland, Hanóver, como epicentro de la vida económica y administrativa.

En esta tierra de contrastes y opuestos, despuntan al norte las Islas Frisias Orientales. Este conjunto de islas pertenece a un grupo mayor conocido como las Islas Frisias, una cadena de islas e islotes que sirven de frontera entre el Mar del Norte y el Mar de Frisia, cuya gran peculiaridad florece con la marea baja, cuando las aguas de este último desaparecen para dejar paso a un enorme entramado de marismas. Y ¿lo mejor? ¡Estas planicies arenosas se pueden recorrer a pie! Eso sí, normalmente no se aconseja hacer el trayecto sin supervisión y es preferible ponerse en manos de los guías locales que conocen la zona.

Mirando hacia el interior, Baja Sajonia presenta una tierra surcada por lagos de montaña, cascadas y espacios lacustres,escarpados valles y curiosas cumbres, al amparo de todo tipo de paisajes forestales, desde mantos verdes de piceas y cedros hasta amplias extensiones de hayales propias de los contornos del Harz. Allí se abre la antigua tierra de plata y la actual tierra de brujas, plagada de leyendas mágicas y cuentos tenebrosos.

Harz

Otro espacio natural de gran belleza es el área conocida como Altes Land. Nacida en el entorno pantanoso del río Elba y en las proximidades de Hamburgo, esta zona es especialmente conocida por albergar la más extensa superficie de árboles frutales y por el gran esplendor de sus manzanos durante la primavera.

Aunque el turismo rural alcanza una expresión ciertamente elevada en Baja Sajonia, también resulta muy interesante la visita a sus principales centros urbanos, entre los que se encuentran: Hildesheim, Osnabrück, Brunswich y, por supuesto, Hannover.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rutas Turísticas


Deja tu comentario