Información para viajar a Alemania

Puerta de Brandeburgo en Berlín

Alemania es uno de los grandes destinos de Europa. Hace unas décadas, con el terrible Muro de Berlín, pocos lo hubieran predicho, pero hoy en día son muchos los destinos turísticos que podemos descubrir en ella. Desde grandes ciudades a pueblos pintorescos, desde castillos y fortalezas a paisajes fascinantes.

El norte con la fría pero cristalina majestuosidad del Báltico, el sur con la Selva Negra y los Alpes bávaros, los cruceros fluviales a través del Rhin, la mágica e histórica ruta de los castillos de Baviera y, claro, el bullicio cultural de ciudades como Berlín, Hamburgo, Munich o Dresde.

Alemania es también el país de los bosques y los valles fluviales. El Rhin, el Elba, el Mosela, el Danubio… todos ellos dibujan en las entrañas de este país un paisaje sublime. A su alrededor, pueblos pintorescos e históricos, con arquitectura inmensa y centros históricos con entramados de madera y viejas tabernas donde la cerveza es el río de la vida. Venir a Alemania es sinónimo de gran turismo, qué duca cabe.

DESTINOS TURÍSTICOS

Se podrían contar hasta una veintena de destinos turísticos interesantes en Alemania. Empezando por Berlín, histórica con su Puerta de Brandeburgo, cultural en su Isla de los Museos, con una arquitectura fascinante (la Catedral de Berlín, de noche, es una de mis postales de ensueño en Alemania). Y siguiendo por Hamburgo, la Venecia roja del norte, con su bullicioso puerto, sus ladrillos y sus canales.

Hermosa es también Dresde, conocida como la Florencia del Elba por su excelsa arquitectura barroca. Llama la atención que esta ciudad fuera prácticamente arrasada con el bombardeo aliado de 1945 y, piedra a piedra, haya sido reconstruida tal cual vivía antaño. Desde Berlín la excursión a la histórica Potsdam es obligada. La Versalles prusiana está llena de castillos y palacios, un museo al aire libre de magnífica arquitectura.

Munich es otro de los principales destinos de Alemania. La belleza sublime de la Marienplatz, desde la que parten todas las callejuelas empedradas del centro histórico, se acompasa con el sonido de las campanas de su imponente Ayuntamiento y sus iglesias barrocas. Pero para iglesia, la Catedral de Colonia, la más hermosa de Alemania, desde la que se tienen posiblementes las mejores vistas del Valle del Rhin.

Hay otras ciudades más pequeñas, pero con mucha historia, como Heidelberg, cuna del romanticismo alemán, Aquisgrán y su catedral gótica, Bremen, Turingia, Bayreuth o Treveris. Más modernas, y demasiado financieras para mi gusto, quedarían Frankfurt, Dortmund y Dusseldorf.

CLIMA

Varía el clima de Alemania a medida que nos dirigimos hacia el norte del país. El sur es mucho más frío, y en invierno hay fuertes nevadas y temperaturas bajo cero. No en vano, la temperatura media anual del país es de 6 grados. El norte es más suave, y en verano las temperaturas pueden llegar incluso a los 30 grados, aunque lo normal es que no superen ni los 25. Enero es el mes más frío, mientras que julio es el más caro. Llueve bastante, sobre todo en verano y la zona del centro y el sur del país.

MONEDA

El euro

GASTRONOMÍA

Son muy famosas las salchichas alemanas y la cerveza, pero Alemania ofrece mucho más. Tiene muy buena carne de cerdo, que se puede hacer en chuletas o albóndigas especialmente, así como carne de conejo y corzo. Además la región de Maguncia tiene muy buenos quesos. Los pescados ahumados y el marisco, en la zona de Hamburgo, son muy sabrosos. La comida se acompaña con el pan de Kassel o los panes amargos de Berlín, además de la cerveza para beber. De postre el famoso strudel y los pasteles de Frankfurt.

IDIOMA

El idioma oficial es el alemán, aunque en muchos lugares también se frecuenta el inglés (aunque yo no vi tanto como pensaba). En el este de Alemania podéis encontrar que se habla algo de ruso.

COMPRAS

En Alemania se puede comprar de todo, aunque lo más típico y turístico pueden ser los juguetes de madera, las muñecas de porcelana vestidas con el traje típico de las diferentes regiones u otros objetos de este material, productos textiles, los relojes de cuco de la zona de la Selva Negra, chocolates en las grandes ciudades, mostaza alemana, cerveza y, si vais en Navidad, hay que perderse por los tradicionales mercadillos navideños.

ALOJAMIENTOS

Lógicamente, en Alemania hay alojamientos de todo tipo, desde pequeños hostales y hospederías hasta hoteles de lujo e incluso castillos que se han habilitado para el turismo. En modo alguno os será difícil encontrar habitación, aunque en los pueblos más pequeños la oferta hotelera es menor.

AEROPUERTOS

Alemania cuenta con más de una docena de aeropuertos, aunque el más transitado de todos es el de Frankfurt, auténtico nudo de comunicaciones con Europa y el mundo. Para viajar al norte de Alemania, el mejor es el Aeropuerto de Hamburgo, al sur tenemos el Aeropuerto de Munich y al oeste el de Berlín. A estos se les añade aeropuertos como el de Colonia, Dusseldorf, Hannover, Bremen, Nuremberg, Stuttgart, Dresde o Leipzig.

Imprimir