Zwiebelkuchen, pastel alemán de cebolla

tarta cebolla alemana

El Zwiebelkuchen es un delicioso pastel salado cuyo principal ingredientes es la cebolla picada. Al mismo también se le añaden otros ingredientes que pueden variar dependiendo del lugar en el que probemos esta delicia alemana, desde tiras de bacon, jamón y toda clase de especias. Sea como sea, la mezcla se prepara al horno y es un plato con bastante tradición en Alemania.

Las regiones vinícolas del país son las encargadas de recoger esta receta. Así, este pastel se come durante los meses como septiembre y octubre, cuando tienen lugar las fiestas de la cosecha del vino. Es considerado más un aperitivo que un plato principal, pero lo cierto es que puede ser contundente.

RECETA DE COCINA DEL ZWIEBELKUCHEN

Ingredientes

Para la masa

  • 200 gr harina
  • ½ de levadura
  • 1 cucharada de azúcar
  • 100 ml de agua templada
  • 40 gr mantequilla
  • 1 huevo
  • Harina por adaptar
  • Mantequilla par el molde

Para el relleno

  • 1 kg de cebolla
  • 100 gr de jamón
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 200 gr de mezcla de queso fresco y nata
  • 2 o 3 huevos
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cucharada de comino

Paso a paso

Se pone la levadura en una taza caliente y se mezcla con el agua. Poco a poco vamos añadiendo un poco de harina y azúcar y lo batimos. Dejaremos reposar la masa unos 15 minutos aproximadamente, después, añadiremos el resto de harina, el huevo y la mantequilla. Tras batir la masa, dejaremos reposar durante unos 45 minutos.

Mientras procederemos a hacer el relleno. Pelamos y cortamos las cebollas en trozos muy pequeños. Cortamos el jamón y lo freímos en la sartén reservándolo en un plato.

Pocharemos correctamente la cebolla para que queden transparentes y suaves. Tras esto, mezclaremos la cebolla con el jamón, el queso y la nata. Salpimentamos y le añadimos el comino. Además, también añadiremos los huevos, mezclando todo.

Es momento de encender el horno. Tras ello, untamos el molde del pastel con mantequilla. Tras ello, repartimos la masa en el molde y después añadimos el relleno.

Metemos el pastel al horno durante unos 45 minutos aproximadamente, controlando que no se queme. El pastel estará listo para comer, siendo un buen acompañamiento un buen vino blanco.

Otros platos que debes probar:

Si quieres saber más sobre la cocina alemana: Gastronomía de Alemania

Foto vía: Maja Dumat

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomía alemana


Deja tu comentario