Mittenwald y sus casas decoradas con frescos

Mittenwald

Entre los pueblos más encantadores de Alemania, encontramos verdaderas joyas como Mittenwald, un núcleo urbano que parece haberse parado en el tiempo única y exclusivamente para que disfrutemos de su visita.

Antes de hablar de las particularidades de este lugar, que las tiene, es necesario situarlo. Se trata de una ciudad con derecho de mercado ubicada en el distrito de Garmisch-Partenkirchen, en el estado de Baviera. Está emplazado en el vall del río Isar, a tan sólo 100 km de Múnich, siendo así una visita muy recomendable si viajamos a esta ciudad y nos sobra un poco de tiempo.

Para encontrar el origen de esta ciudad tenemos que remontarnos mucho en la historia de Alemania, y aunque lo cierto es que el origen exacto es casi imposible averiguarlo, podemos decir que ya había documentos que mencionaban el núcleo urbano allá por el año 1096. Por entonces no era demasiado importante, pero con el tiempo, Mittenwald logró crecer y prosperar, convirtiéndose así en un importante punto en la ruta comercial Augsburgo/Núremberg y Venecia.

Con una gran montaña de fondo y un paisaje de lo más bucólico, este lugar es especialista en preservar su tradición. Así, aunque nos cueste creerlo, aquí, incluso los trajes regionales se siguen empleando; y es que no es raro observar a determinados habitantes con la vestimenta tradicional. Sin duda un punto a favor que hará que retrocedamos aún más en el tiempo.

Trazados de calles antiguos y casas con mucha historia. Estructuras antiguas que no sólo llaman la atención por sus líneas, también por su decoración; y es que en Mittenwald, las casas son famosas por estar decoradas con frescos, o como los llaman aquí Lüflmalerei, algo que por otra parte es bastante normal en la Alta Baviera.

Así, paseando por sus calles nos encontraremos con bellas casonas antiguas decoradas con mil colores y representando escenas de todo tipo. Frescos que además se mezclan con materiales como la madera o la piedra, dando como resultado casas encantadoras llenas de magia.

Por último, hay que destacar que la tradición no sólo se centra en arquitectura, vestimenta o gastronomía. En Mittenwald, históricamente, han sido grandes fabricantes de instrumentos de cuerdas como los violines, violas o cellos. Es tal la vinculación de la ciudad con estos instrumentos y su mercado, que se ha creado un completo museo en el que poder aprender un poco más sobre la historia de estos instrumentos y su fabricación.

Otros lugares interesantes:

PARA CONOCER MEJOR EL DISTRITO

Foto vía: pixelteufel

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Baviera, Garmisch-Partenkirchen


Deja tu comentario