Viaje a Colonia, guía de turismo

catedral de Colonia

Colonia, situada a orilla del río Rin, es la cuarta ciudad más grande de Alemania. Un lugar lleno de historia, si se tiene en cuenta que fue fundada en el año 38 a.C por los Ubios y que posteriormente fue declarada colonia romana. Así, Colonia se sitúa como uno de los principales puntos turísticos del país, recibiendo la visita de millones de turistas al año.

Cabe destacar que durante la Segunda Guerra Mundial, Colonia fue bombardeada por los aliados, pues era una importante zona industrial. Así, en 1945, quedó completamente destruida y reducida a escombros. Su patrimonio fue destruido en un 80%, quedando en pie pocos edificios importantes, como la catedral gótica. Aun así, la ciudad supo reponerse del daño, y algunas décadas después, ya brillaba nuevamente como gran urbe que es.

QUÉ VER EN COLONIA

Catedral de Colonia

A partir de 1164, Colonia recibió las Reliquias de los Reyes Magos, siendo así un importante punto de peregrinación. Esta afluencia de creyentes, poco a poco derivó en la construcción de una nueva catedral. Así, en 1248 se comenzó a levantar la Catedral de Colonia, con una clara inspiración en las de París, Reims y Amiens.

La construcción de esta gran catedral duró aproximadamente 600 años. Con un evidente estilo gótico, está situada en el centro y constituye el monumento más visitado de Alemania. Cuenta con 157 metros de altura, dimensiones que la convirtieron en su día en el edificio más alto del mundo hasta que finalmente fuera construido el Monumento Washington en 1884.

Museo Ludwig

Este museo está dedicado al arte del siglo XX. Así, encontraremos grandes dosis de expresionismo, en el que destaca el arte alemán de entreguerras.

Existe una zona dedicada al surrealismo con obras de Max Ernst; y es que el arte alemán es el punto fuerte de este museo. Aun así, también encontramos obras de grandes artistas europeos como Dalí, Picasso o Tapies. Podemos decir que el museo hace una visión bastante exhaustiva del panorama artístico de los últimos 50 años.

Restos Romanos

Teniendo un pasado romano tan importante, se podría esperar que Colonia presentara un sinfín de restos de esta gran civilización. No obstante, la destrucción de la ciudad a lo largo de su historia, fue sepultando las evidencias de esta antigua ciudad romana.

Para encontrar estos restos tenemos que acudir a sitios concretos. Por ejemplo, en la parte norte de la ciudad vieja, muy cerca del museo Municipal, encontramos partes de la antigua muralla, así como una torre cilíndrica que ha sobrevivido al tiempo por estar dentro de un centro religioso.

La parte más interesante de estos restos la encontramos en el Pretorio. Ubicado en el viejo ayuntamiento, podemos visitar bajo las edificaciones más modernas algunos restos interesantísimos de la antigua ciudad. Tendremos además la oportunidad de observar una maqueta que permite ver una reconstrucción de esta gran ciudad del Imperio Romano.

museo ludwig en Colonia

Museo Romano

Aunque los restos arquitectónicos de la época romana no son el fuerte de Colonia, existe un museo muy recomendable que nos dará una visión mucho más próxima a la vida de los romanos en Colonia. Se trata del museo Romano, ubicado a pocos metros de las puertas de la catedral.

Aquí encontraremos piezas realmente interesantes como el mosaico de Dionisos, que fue hallado durante la guerra, en el momento en el que la ciudad quedó asolada. Se trata de una pieza de gran tamaño de unos 10 metros por 7.

También podremos ver el mausoleo de Lucio Publicio, que cuenta con 15 metros de altura y data del siglo I después de Cristo.

Además, tendremos la oportunidad de observar un sinfín de piezas relacionadas con la vida diaria en la antigua ciudad romana. Pieas como cerámica, elementos de cristal, herramientas o joyas.

Museo Wallraf-Richartz

Este centro de arte se ubica muy cerca del antiguo ayuntamiento. Se trata de una pinacoteca excelente, una de las primeras de Alemania, que cuenta con una extensa colección de pintura desde 1250 hasta el principio del siglo XVI.

Gracias a su colección podremos conocer a los primitivos pintores de Colonia, como por ejemplo el artista Stefan Lochner. Además, cuenta con una amplia colección de obras de otros artistas como Murillo, Rubens o Rembrandt.

Otras visitas de interés

EXCURSIONES

Si viajamos a Colonia, podremos establecer un buen campamento base para visitar otros monumentos y lugares de interés fuera de la ciudad. Así, a tan sólo 12 kilómetros de la misma, encontramos la localidad de Brühl. Aquí se ubica el Palacio de Brühl, inscrito en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Asimismo, también es interesante visitar la iglesia de la antigua abadía cisterciense de Altenberg, a unos 20 kilómetros al nordeste de la ciudad. Este hermoso lugar destaca por sus vidrieras medievales y sus motivos decorativos vegetales.

Además, también podemos desplazarnos a otros lugares interesantes como Bonn, Dusseldorf, Aquisgrán o Coblenza.

CLIMA

El clima de Colonia difiere muchísimo del de otras ciudades alemanas. Aquí nos encontraremos un clima principalmente templado. Un cruce entre varios tipos de clima como el marítimo y continental, harán que los inviernos sean suaves y los veranos bastante cálidos.

La temporada más calurosa del año la encontramos entre mayo y agosto. Durante estos meses, la media será de unos 20ºC. Asimismo, el invierno llegará desde noviembre hasta febrero, contando con una media de 1ºC.

GASTRONOMÍA

Aunque en Colonia encontramos un gran repertorio de platos tradicionales, hay que destacar que este lugar cuenta con las influencias de un sinfín de culturas. Podemos encontrar así numerosos restaurantes con comida internacional repartidos por toda la ciudad. Aun así, si lo que nos interesa es probar platos típicos de la zona, podemos decantarnos por especialidades como el Rheinischer Sauerbraten, un adobo de carne de caballo acompañado por un guiso agridulce.

También es recomendable el Kartoffelklöße, unos bollos rellenos de carne y otros productos, o el Apfelmus, su delicioso puré de manzana.

Encontraremos platos a base de carne y cerdo así como diferentes pastas. Además, es imprescindible probar la Kölsch, una bebida fermentada bastante típica en Colonia.

TRANSPORTE

El transporte público en la ciudad es bastante eficiente. Gracias al metro (12 líneas) o el tranvía, podremos llegar a todos los barrios de la ciudad.

Si nos gusta ir en bici, en Colonia no tendremos problema, pues la ciudad cuenta con caminos exclusivos para este vehículo.

CÓMO LLEGAR A LA CIUDAD

La mejor forma de llegar a Colonia es a través de su aeropuerto, el Aeropuerto Internacional de Colonia, situado a tan sólo 15 kilómetros al sudeste de la ciudad. Es uno de los pocos que funcionan las 24 horas al día en el país.

Además, también es posible llegar desde diversos puntos de Europa en tren. Un viaje más largo pero con unas vistas impresionantes.

ALOJAMIENTOS

Como importante nudo comercial y turístico del país, la ciudad cuenta con una extensa variedad de alojamientos. Puedes encontrar tu hotel, informarte y reservar en el siguiente enlace: hoteles en Colonia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Fotos 1 vía: Leandrociuffo
Foto 2 vía: in__focus

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Colonia


También te interesará...

Deja tu comentario