Beilstein, el pueblo más bonito del Mosela

Beilstein

Acababa de llegar a mi hotel en Stuttgart y, mientras esperaba que el recepcionista me gestionase la reserva, tomé un folleto turístico del mostrador. En él se podía leer: “Beilstein, el pueblo más bonito del Mosela”. Un título sencillo pero que encerraba un lugar a simple vista muy pintoresco y particular. Le pregunté al recepcionista por él y me dijo que era una de las excursiones más turísticas de la zona, y que por su aspecto sencillo y evocador seguramente me iba a encantar si me animaba a visitarlo.

Al día siguiente por la mañana, bien temprano, me dispuse a hacerlo. Beilstein se halla 45 kilómetros al norte de Stuttgart y es uno de esos lugares que uno se imagina antes de venir a Alemania. A orillas del Mosela, cuando llegué acababa de desembarcar un crucero cargado de turistas. El sol despuntaba tímidamente en lo alto, y se reflejaba cálidamente en los colores de las casas. Por todo el pueblo corría la fragancia y el aroma de las rosas y geranios de las ventanas.

El entramado de madera de sus casas nos lleva en un imaginario viaje por el tiempo hasta la Edad Media. Resulta todo un placer perderse en el serpenteo de sus estrechas calles empedradas (algunas de ellas un tanto empinadas), buscando el sabor sugerente y coqueto de las pequeñas plazas. En ellas el incesante trasiego de turistas, sentados en las terrazas con una jarra de cerveza alemana como testigo de su visita.

Disfrutar del centro de Beilstein es como revivir las antiguas historias de cuento de hadas que nos contaban de niño. Se puede admirar parte de su muralla, la plaza del mercado y el Ayuntamiento del siglo XIV, la Iglesia de San Cristóbal y la maravillosa decoración en madera de las casas. Es imposible encontrar un pueblecito medieval más tranquilo que este, jamás había disfrutado tanto simplemente paseando y paseando.

Un lugar del que te enamoras perdidamente, uno de esos rincones de los que guardas fotos para enseñárselas con gusto a los amigos. ¿Y esto dónde está?, te preguntarán. Esto es Beilstein, a orillas del Mosela, en plena Ruta Romántica. Una de las joyas más hermosas que guardo en el cofre de la memoria.

Foto Vía Wikimedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Stuttgart


Comentarios (1)

  1. Muy bonito reportaje,sus edificaciones muy coloniales, se ve que su gente son muy buenas y tranquilas. Este es un lugar muy romántico, muy lindo, es un lugar para ser visitado, para pasear, para conocerlo, para disfrutar de su belleza, me encantaría conocerlo.

Deja tu comentario