Viaje a Berlín, guía de turismo

Detalles de un paseo por Berlín

Berlín siempre se ha caracterizado por ser uno de los destinos turísticos más apreciados desde el punto de vista cultural. Con casi tres millones y medio de habitantes, la capital alemana fue fundada en 1237 y por ella pasan los ríos Spree, Havel, Panke, Dahme y Wuhle. Una ciudad en constante cambio tras la caída del Muro (tras la Segunda Guerra Mundial fue dividida) y que ofrece una magnífica arquitectura y un escenario cultural sin parangón en Europa.

Precisamente desde la Segunda Guerra Mundial Berlín es muy diferente. La mayoría de sus barrios, edificios y lugares históricos fueron remodelados. Los bombardeos de la guerra la dejaron prácticamente en ruinas, de ahí que los mejores arquitectos europeos se han afanado en ella para embellecerla de nuevo. Por tanto se puede contemplar una pequeña mezcla de estilos.

Berlín está llena de monumentos y lugares de interés, así como un total de 365 museos. Sin ir más lejos su Isla de los Museos está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y alberga un conjunto con algunos de los mejores museos no solo de Alemania sino tal vez de Europa. Si os gusta el ámbito cultural en todos los sentidos, Berlín es sin duda alguna vuestro destino.

VISITAS EN BERLÍN

– Puerta de Brandeburgo

Uno de los grandes símbolos de la ciudad, formaba parte de las viejas puertas de entrada a Berlín y hoy la podemos ver en la célebre Pariser Platz. Con sus 26 metros de altura, fue inaugurada en 1791 y cuatro años más tarde se coronó con la cuádriga de cobre de la Diosa Victoria. De las cinco puertas, hasta 1918 por la central solo podían pasar los miembros de la familia real. A mí particularmente me gusta más de noche, completamente iluminada, que de día.

– Muro de Berlín

Este Muro dividió la ciudad en dos, República Federal y Democrática de Alemania, durante 28 años. Se comenzó a construir en agosto de 1961, una pared de hormigón y cables de acero de cuatro metros de altura, que en los años siguientes intentaron cruzar miles de personas. Para ver hoy los mejores restos del muro hay que situarse en East Side Gallery, donde puede recorrerse algo más de un kilómetro de muro. Os recomiendo la visita al Museo del Muro de Checkpoint Charlie para conocer mejor la historia de este lugar.

– Catedral de Berlín

Situada cerca del río Spree, fue construida entre 1894 y 1905, aunque el aspecto actual data de las reconstrucciones de 1975 tras quedar parcialmente destruida por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Muy característica su enorme cúpula verde, del interior hay que destacar el altar de mármol blanco, el órgano y la Cripta de los Hohenzollern con más de noventa tumbas de la familia imperial. No olvidéis subir los 270 peldaños que nos llevan a la cúpula para disfrutar de unas vistas únicas.

– Isla de los Museos

Esta isla situada en el río Spree, en el centro de Berlín, alberga los mejores museos de la ciudad. Allí tenemos la oportunidad de visitar entre otros el Museo Antiguo, el Museo Nuevo (colecciones egipcias y prehistóricas), la Galería Nacional Antigua (pintura alemana del siglo XIX), el Museo Bode (esculturas bizantinas), el Museo de Pérgamo y la Galería James Simon. Para los amantes de los museos este lugar resulta de visita imprescindible.

– Parlamento Alemán

Estamos en el antiguo edificio del Reichstag, histórico emblema de la ciudad y que se caracteriza por su larga fachada y una enorme cúpula. Fue construido en 1894, aunque su aspecto actual data de la reconstrucción de 1956 (fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial). Si lo visitáis debéis subir especialmente a la cúpula de cristal (reservar con mucha antelación) para disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad. La entrada es completamente gratuita.

– Palacio Charlottenburg

Lugar de veraneo de Sofía Carlota, esposa de Federico III, este palacio barroco fue construido a finales del siglo XVII. Ampliado en 1705, fue parcialmente destruido durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. En su interior podemos visitar diferentes salas y estancias, todas ellas magníficamente decoradas. Muy atractivos son también los jardines de los alrededores, diseñados al estilo francés pero restaurados y reformados en el XVIII al gusto inglés.

– Torre de Televisión

Construida en 1969, desde sus 369 metros de altura se aprecian sin duda las mejores vistas de la ciudad. La encontramos en el centro de la Alexanderplatz y nada mejor que subir hasta la plataforma de observación situada a 203 metros. Unos metros por encima del mirador se halla el restaurante giratorio, un lugar estupendo y romántico para contemplar Berlín a cualquier hora del día y de la noche. Realmente no es demasiado caro, así que es muy recomendable.

Puerta de Brandeburgo

– Otros lugares a visitar

Hay que disfrutar paseando por el distrito de Mitte o el barrio de la Potsdamer Platz y contemplar su arquitectura ultramoderna. Alrededor de la Puerta de Brandeburgo también debemos ver el Memorial del Holocausto, o perderse por el Berliner Unterwelten, el sistema de búnkeres y túneles de la Segunda Guerra Mundial. Preciosa y nostálgica es la zona de la Siegessaule o Columna de la Victoria y la Unter den Linden, el principal bulevard de la ciudad. Para descansar nada mejor que el Tiergarten, el principal parque de Berlín.

EXCURSIONES DESDE BERLÍN

La principal excursión que se puede hacer desde Berlín es visitar Potsdam, 35 kilómetros al suroeste, llena de edificios de residencias reales prusianas. Otra de las excursiones típicas que suelen hacerse es al Campo de Concentración de Sachsenhausen, a media hora de la capital, y al norte la ciudad de Oranienburg. Un poco más lejos se encuentra Spreewald, zona reconocida como Reserva Mundial de la Biosfera. Para los que tengan más tiempo les recomiendo visitar Dresde, a dos horas de Berlín.

CLIMA

El clima berlinés es de tipo continental, que se caracteriza por veranos suaves y húmedos, primavera y otoños frescos e inviernos fríos con lluvias y nevadas. Junio, julio y agosto son los meses más calurosos, en ocasiones por encima de los 30 grados. De diciembre a febrero son los meses más fríos, con temperaturas bajo cero, heladas por las noches y nevadas. La temperatura media anual se sitúa en torno a los 12 grados, y la época en la que más llueve es la primavera.

COMPRAS

Berlín cuenta con algunas zonas comerciales perfectamente diferenciadas. La avenida Kurfurstendamm es la más comercial por antonomasia para los berlineses. Allí veréis tiendas de todo tipo y los grandes almacenes de KaDeWe, los más grandes de Europa. La calle Friedrichsstrasse y la Alexanderplatz son también epicentros de las compras, con galerías comerciales más baratas que la avenida anterior. Hay que añadir también la Potsdamer Platz y los mercadillos de la Boxhagener Platz o el que tiene lugar cada fin de semana frente a la Catedral.

GASTRONOMÍA

Hay algunos platos muy tradicionales en la capital alemana, como por ejemplo el eisbein o codillo de cerdo en salmuera y puré de guisantes, el kasseler, el asado de ganso con col verde, la perca en salsa de cerveza, el lucio asado con ensalada y beicon, las carpas y arenques (los rollmops son precisamente bocadillos de arenques) o la buletten, carne picada con la forma de las hamburguesas de siempre. Para beber nada mejor que una cerveza alemana (como la Berliner Weibe o la Fassbrause), y de postre algunas de las tartas o café alemán.

VIDA NOCTURNA

Berlín cuenta con una muy animada vida nocturna, diferenciada por zonas. En el barrio de Friedrichschain hay que destacar los bares y cafeterías de la calle Simon Dach y alrededores. Muy concurridas son también las calles que rodean el barrio de Prenzlauer Berg, ya que cuentan con restaurantes, bares y cafeterías. Para cenar y luego tomar algo nada mejor que la calle Oranienburger, mientras que para continuar la noche y bailar hay que ir a las discotecas de la zona de Mitte o los barrios de la periferia.

TRANSPORTES

Con el transporte de Berlín se puede llegar fácilmente a cualquier punto de la ciudad. Podemos usar el metro (U-Bahn) que alcanza cualquier punto de la capital berlinesa, o los trenes de cercanías (S-Bahn). Con ambos no tendremos problemas para llegar a ningún punto. Asimismo contamos con los tranvías, muy utilizado en los últimos años y que recorre toda la ciudad, y más de 150 líneas de autobuses. Para la noche o transportes rápidos nada mejor que los taxis, aunque son un poco caros (como casi todo el transporte alemán)

CÓMO LLEGAR A BERLÍN

La mejor forma de llegar hasta Berlín es en avión, a través del Aeropuerto de Berlín Schonefeld, situado a 24 kilómetros de la ciudad. Hasta la capital berlinesa se puede acceder en tren, taxi o autobús, aunque lo mejor es hacerlo en el Airport Express, un tren que en menos de media hora nos deja en Berlín. Si venís desde cualquier otra ciudad alemana no tendremos problemas a la hora de usar el tren, bus o coche, ya que la ciudad está perfectamente señalizada.

ALOJAMIENTOS EN BERLÍN

Berlín cuenta con hoteles de todo tipo, desde los más modernos y exclusivos, hasta otros más asequibles, así como hostales, pensiones, albergues y casas de alquiler. Si queréis reserva habitación en la ciudad podéis hacerlo fácilmente a través del siguiente enlace: Hoteles en Berlín.

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA CIUDAD

Foto 2 Vía Orange Smile

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Berlin


También te interesará...

Comentarios (1)

  1. Alberto Abriata dice:

    Todos los años viajo a Alemania- No dejo de pasar una semana en Berlín-Es una ciudad maravillosa que aglutina lo moderno con lo antiguo en un adecuado ensamble

Deja tu comentario