La Batalla de Teutoburgo, Roma y los germanos

Batalla de Teutoburgo

Los germanos siempre han sido un pueblo fuerte y rudo. A los romanos les costó Dios y ayuda intentar romanizar la zona. Tanto es así que lo que hoy es la Alemania moderna, en realidad, siempre se mantuvo fuera del Imperio Romano. Las tribus germánicas no permitieron que Roma las conquistara, a pesar de los muchos intentos de estos por hacerlo.

De aquella época se recuerda especialmente la Batalla del Bosque de Teutoburgo, una contienda que libraron en el año 9 d.C una serie de tribus germánicas aliadas bajo el mando del caudillo Arminio, y el ejército romano encabezado por Publio Quintilio Varo, a la sazón gobernador de la provincia de Germania Magna.

Varo llevaba varios años intentando someter a las tribus germánicas, pero le estaba resultando imposible. Fue tal el calibre del ejército romano del que llegó a disponer que las tropas locales tuvieron que llegar a diversas alianzas para unirse ante el invasor. Ante este panorama se presentó esta batalla en cuestión.

Tuvo lugar concretamente cerca de la ciudad de Osnabruck, en la Baja Sajonia, cerca de la frontera con Holanda. Los alrededores de esta ciudad presentan un aspecto boscoso y montañoso muy difícil de transitar. Hoy se atraviesa en coche a través de carreteras sinuosas y con muchas curvas. Imaginaros a comienzos del siglo I a caballo… Los germanos sabían de esta peculiar orografía del terreno y atrajeron a los romanos hasta ella. La trampa estaba preparada.

Los romanos persiguieron a los germanos hasta el Bosque de Teutoburgo con la firme convicción de que estos huían despavoridos. Sin embargo, al llegar aquí se produjo una terrible emboscada. Las tres legiones romanas comandadas por Varo, la XVII, XVIII y XIX cayeron estrepitósamente. Una de las mayores masacres que se recuerdan en la historia de las batallas llevadas a cabo por Roma. Tanto es así que desde entonces ninguna de las posteriores legiones quiso tomar el nombre de las derrotadas en Teutoburgo a modo de superstición.

Tras la Batalla de Teutoburgo la frontera del Imperio romano se fijó definitivamente en el Rhin. Los emperadores habían quedado tan hartos de los desastres con las tribus germánicas que, desde entonces, renunciaron a conquistar la Germania Magna.

Foto Vía Mundo Historia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Historia de Alemania


También te interesará...

Deja tu comentario