Subir a la cúpula del Reichstag en Berlín

Cupula del Reichstag

Los bombardeos que sufrió Berlín en 1945 dañaron y destruyeron muchos de los grandes edificios de la ciudad. Entre ellos el imponente Reichstag, el parlamento alemán hasta la finalización de este conflicto bélico. Uno de los monumentos más impresionantes de la ciudad, y que se encuentra en el barrio de Tiegarten, muy cerca de la Puerta de Brandeburgo.

Tal vez haya dos momentos fundamentales en la visita de este edificio: uno, situarnos en la explanada a la que da su fachada neorrenacentista para hacer las fotos de rigor; y dos, subir hasta la cúpula. Hoy precisamente os invitamos a esto último. Una cúpula de vidrio que está situada en la parte superior del edificio y que fue diseñada por el prestigioso arquitecto Norman Foster, responsable de la remodelación de todo el edificio en 1996. Su vista de 360 grados al paisaje de Berlín es uno de sus grandes atractivos.

Una serie de rampas en espiral hechas en acero nos conducen hasta esta cúpula. La entrada es gratuita y podéis reservarla con antelación para así evitar las largas colas que se forman. La reserva os la confirman en una serie de días, así que no lo dejéis todo para lo último. Se puede acceder en exclusiva a la cúpula o bien hacer una visita guiada por todo el edificio (esta última incluye subir a la cúpula) con guías que hablan en varios idiomas.

En este caso, si solo queremos visitar la cúpula, debemos pasar primero por unas casetas situadas frente a la fachada del Reichstag. A través de estas entramos en el edificio, y desde aquí se sube en ascensor hasta la cúpula.

Una recomendación personal: creo que os puede interesar dejar para el primer día de vuestra estancia en Berlín la subida a la cúpula. Desde aquí se tienen una muy buenas vistas de la ciudad, y así podéis situar algunos de los monumentos que luego visitaréis.

– Información adicional

Para reservar vuestra visita al Reichstag debéis entrar en el siguiente enlace: Visitar el Reichstag

Una vez dentro podéis elegir el tipo de visita que queréis (visita guiada por todo el edificio, sólo cúpula, etc…) e ir rellenando todo lo que os pidan. También podéis añadir la hora a la que deseáis hacer la visita. En ocasiones apenas tardan unas horas en confirmaros todo, y en otras unos días. La carta de confirmación de la visita (en PDF) sí tarda al menos un día. Esta reserva a día de hoy es obligatoria para poder acceder a la cúpula.

Foto Vía Gonback

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Berlin


También te interesará...

Deja tu comentario