El búnker de Hitler en Berlín

Bunker del Fuhrer

“La guerra está perdida, pero no crean, señores, que voy a abandonar Berlín. Se equivocan terriblemente. Antes me pego un tiro en la sien”. Se cree que estas fueron las palabras que Adolf Hitler pronunció el 30 de abril de 1945, minutos antes de su suicidio en un búnker de Berlín. Un búnker del que, a día de hoy, apenas queda un panel explicativo en el lugar en el que se supone que estuvo.

Os lo digo así tal cual porque yo fui uno de los que, haciendo la ruta de los monumentos y lugares más emblemáticos de la Segunda Guerra Mundial, pregunté por este búnker. Me señalaron el panel que hay entre las calles Vo Strasse y Wilhelmstrasse, en el que se indica que, hasta 1945, aquí estuvo la Cancillería del Reich. Creo que solo fue Winston Churchill uno de los pocos turistas extranjeros que pudo visitar el búnker, días después del suicidio del Fuhrer.

Este búnker situado en el subsuelo de la capital alemana fue utilizado por Hitler y por los altos mandos del Estado para protegerse durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, cuando ya todo estaba prácticamente perdido para los nazis. No era el único, ya que había varios refugios ya construidos en 1936, aunque el de Hitler fue el último en hacerse. El dirigente alemán llegó a Berlín el 16 de enero de 1945, apenas tres meses antes de su muerte.

Tras la Segunda Guerra Mundial el búnker quedó completamente olvidado, e incluso en 1995 el Parlamento Regional de Berlín lo clausuró para construir viviendas sobre él, cuando había algunas iniciativas que proponían hacer de él un monumento histórico. Nada más acabar la guerra los aliados habían buscado la manera de destruirlo, para acabar con cualquier huella que nos llevara hasta Hitler.  No hubo manera de hacerlo con explosivos, por lo que se rellenó de cemento para inutilizarlo por completo.

Son muchos los turistas que llegan hasta aquí con la idea de encontrar la estancia original en la que pasó sus últimos días de vida el Fuhrer. Pero no hay nada, apenas una señalización, un cartel para saber que fue aquí donde se encontraba. Una decepción turística pero, que si la reflexionas fríamente, llegas a la conclusión de que es lo mejor que podía encontrarme.

– Información práctica para viajar a Berlín

Foto Vía Lindsay Fincher

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Berlin


Deja tu comentario