Las 95 Tesis de Martín Lutero

95 Tesis de Lutero

El teólogo, fraile católico agustino y reformador religioso alemán Martín Lutero había nacido el 10 de noviembre de 1483 en Eisleben, muy cerca de la actual Leipzig. Fueron sus enseñanzas las que inspiraron la Reforma Protestante, aunque por lo que comenzó a ser conocido fue por la publicación de las 95 Tesis que propiciaron el debate teológico que dio lugar precisamente a la Reforma y el nacimiento del luteranismo, el presbiterianismo y el anabaptismo.

Estas 95 Tesis fueron clavadas por Lutero en las puertas de la Iglesia del Palacio de Wittenberg. Los estudiosos no se ponen de acuerdo en la fecha exacta en la que el teólogo las colocó. Algunos hablan de octubre de 1517, y otros del mes de noviembre. Lo que sí es cierto es que ya en 1518 estaban prácticamente extendidas por toda Europa, ya que Lutero tuvo a bien enviarle unas copias al Papa y al Arzobispo de Maguncia.

Curiosamente en aquella época aseguran que las puertas de esta iglesia se usaban para notificar de algún acontecimiento en el campus universitario. Sea o no cierto, también se cuestiona el idioma de las Tesis originales, ya que se habla del alemán o el latín. Hay que decir que esas Tesos originales fueron condenadas por el Papa León X el 15 de junio de 1520, por lo que Lutero fue excomulgado de la iglesia a principios de 1521.

Fue así como se inició la Reforma. Lutero no se quiso retractar ante el Papa de ninguna de sus Tesis. El fin último de aquellas Tesis era poner fin a los abusos en la predicación de las indulgencias. Unos años atrás el Papa Julio II había concedido una indulgencia a quien colaborara con su limosna a la construcción de la Basílica de San Pedro. Su sucesor, León X, renovó en 1514 esta indulgencia, ampliándola a otros beneficios para la iglesia, cosa que comenzó a molestar entre ciertos sectores clericales.

Por tanto estas 95 Tesis combatían la venta de indulgencias por parte de la Iglesia Católica, convirtiéndose por tanto en el escrito más importante de la Reforma Protestante. En el mismo lugar en el que se solían realizar numerosos debates teológicos, la puerta de la Iglesia del Palacio de Wittenberg, fue donde Lutero clavó sus reflexiones.

Foto Vía Guerras Culturais

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Historia de Alemania


También te interesará...

Deja tu comentario