Reichstag, el Parlamento de Berlín

Reichstag, el Parlamento de Berlin

Alemania es un destino con mucha historia. Por ello, siempre que pienses en los lugares que visitaste en Berlín durante tu viaje, recordarás que formaron parte de algún momento cumbre en el pasado de la región, o que fueron emblema de un período histórico.

Tal es el caso del Reichstag, una palabra que remite a más de un edificio. Se llamaba Reichstag al parlamento de Alemania desde la caída del Sacro Imperio Romano Germánico y hasta la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

Pero en esta etapa tan agitada de la historia, no hubo un solo parlamento, sino varios. Luego de 1806, tras las Guerras Napoleónicas, la palabra Reich dejó de remitir a un imperio y pasó a denominar al parlamento que realizó el borrador de la constitución alemana, en Francfort del Meno en el año 1849.

Cupula del Reichstag

La Federación Alemana del Norte también denominó de esta forma a su parlamento, entre los años 1867 y 1871. El tercer caso fue el del Imperio Alemán, considerado por entonces el Segundo Reich.

El Reichstag era, en los tres casos, elegido por el pueblo mediante el sufragio universal. Concluida la Segunda Guerra Mundial, no hubo otro parlamento en Alemania. De modo que el actual edificio del Reichstag en Berlín es hoy una atracción turística, y sin embargo está habitada por años de historia.

La sede del parlamento en Berlín fue edificada a fines del siglo XIX, y concluida en el año 1894. Se encuentra a solo 100 metros de otro gran monumento berlinés: la Puerta de Brandeburgo, y al lado del sitio en el que se encontraba el viejo Muro de Berlín.

El interior de este edificio es una visita que no puede faltar durante el paseo por la ciudad. Tal vez sea necesario esperar un poco, ya que en la temporada estival todos los viajeros quieren conocerlo, pero bien vale la pena hacer unos minutos de cola.

El recorrido estándar consiste en visitar la cúpula. Se trata de una enorme cúpula de cristal con un mirador gratuito que ofrece las mejores postales de la ciudad. Funciona allí un café restaurante en donde se puede descansar y disfrutar de este mágico sitio de Berlín.

Foto 1 Vía: Cezary Piwowarski
Foto 2 Vía: Steve Wateridge

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Berlin, Monumentos de Alemania


Deja tu comentario