Hannover, visita por la ciudad

Vista de Hannover

Ubicada a orillas del río Leine, Hannover cuenta con algo más de medio millón de habitantes entre germanos y minorías de inmigrantes, sobre todo turcos,  y nos ofrece importantes ferias, como la CeBIT (una de las ferias de tecnología e informática más importante del mundo), grandes y bellos jardines y sus grandiosos monumentos, así como una rica vida cultural.

Si no tienes nada planeado, la ciudad te lo pone fácil. No tienes más que seguir la línea roja (Roten Faden) marcada en el suelo desde la Estación Central, y como hacia Milikito en su tiempo de gracia, seguirla con alegría y dinamismo para descubrir 4 Km. de ruta por las atracciones de monumentos, fuentes, edificios y museos que con sus retratos y estatuas marcan la historia de la ciudad. Te venden un librito por unos 2 euros, con el que puedes leer en español, inglés, etc. acerca de cada punto en el que te detienes.

Si aceptas consejos ó te lo quieres montar por tu cuenta, te sugiero que empieces por el Nuevo Ayuntamiento (Neues Rathaus), desde el que podrás disfrutar de una espectacular vista de la ciudad después de ascender 100 metros por un módico precio en un ascensor que hará de nave espacial. Allí podrás observar cómo una ciudad medieval se ha trasformado en una ciudad moderna gracias o por desgracia a la II guerra mundial que dejó en ruinas a casi la totalidad de la ciudad. También podrás relajarte en una maravilla cafetería con excelente comida, situada en la parte trasera con vista al lago.

Cerca de allí se encuentra el gran Antiguo Ayuntamiento, también conocido como Altes Rathaus, una de las edificaciones principales del centro histórico, consagrándose como uno de los íconos de la ciudad que deben ser vistos. Data del siglo XV y aunque su exterior delate su procedencia gótico-báltica característica, por el ladrillo rojo que lo viste junto con sus ventanales y pináculos que lo hacen más alto de lo que parece, su interior ha sido recientemente remodelado, componiendo un diseño completamente moderno que rompe con el entorno que lo alberga, conjuntando el pasado y el presente arquitectónico. Allí podrás comer ó tomarte una buena cerveza así como hacer las primeras compras en una galería comercial que pide ser visitada.

A unos pocos pasos podrás encontrar la vieja Iglesia del Mercado, conocida como Marktkirche. La misma fue construida entre 1349 y 1359 componiendo una imagen histórica de la ciudad siendo el mayor templo Luterano de la ciudad, con su reluciente estilo gótico compuesto por inmensas hileras de ladrillos rojos característicos de ese estilo gótico particular báltico.

Para rematar la mañana te recomiendo que te recorras la clásica zona de compras. Ponte un buen calzado porque te espera un kilómetro y medio de comercios que ofrecen todo tipo de productos. La misma se conoce como Lister Meile, y su pintoresco recorrido es especialmente reconocido por el barrio que lo alberga, el barrio List, situado al este de la ciudad.

Ahora toca comer y os aconsejaré que es lo mejor y donde.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Hanóver


Deja tu comentario