Tréveris, la ciudad más antigua de Alemania

Treveris

Hay lugares en los que la historia transpira en cada calle, en cada losa que pisamos, en cada vista que nos ofrece. Tréveris es uno de ellos. La que es la ciudad más antigua de Alemania fue fundada nada más y nada menos que en el año 16 a. C. Hoy se configura como una ciudad universitaria a orillas del Mosela cuya importancia cultural y artística queda atestiguada por el hecho de que en su término municipal se concentran hasta nueve lugares declarados Patrimonio de la Humanidad. A lo largo de esos casi dos mil años de historia hubo tiempo para emperadores romanos, príncipes electores y grandes creaciones. Comprobemos qué podemos ver en ella:

El monumento más conocido de Tréveris es la Porta Nigra, una construcción romana que destaca por su impresionante altura y sus negras piedras labradas. Pero el pasado romano de la ciudad se constata también en su basílica, baños termales imperiales y anfiteatro. La sala magna romana o sala del trono de Constantino, también llamada la basílica, es la habitación individual más grande de la Antigüedad que ha llegado hasta nosotros. También los baños termales imperiales están considerados dentro de los más grandes del Imperio Romano. Por su parte, en el anfiteatro cabían hasta veinte mil personas. Todo, pues, destaca por su enorme tamaño y majestuosidad. Merecen asimismo una visita la catedral, que fusiona múltiples estilos, y la iglesia de Nuestra Señora, del siglo XIII y una de las primeras muestras de estilo gótico en este tipo de construcciones en toda Alemania.

Para caminar podemos optar por la orilla Zurlauben, junto al río Mosela, en la que está situada Zurlaubener Ufer, una pequeña calle con casas que fueron construidas en el siglo XIX y que siguen manteniendo su aire marinero. En ellas podremos disfrutar de diferentes propuestas gastronómicas.

En cuanto al ocio, además de irnos de compras por la extensa zona peatonal de Tréveris, en la que encontraremos exclusivas boutiques o tiendas de antigüedades, no deberíamos perdernos los espectáculos que recuerdan su pasado romano, a través de la práctica del al lucha libre, el pugilismo o las peleas de gladiadores. Y sobre el área donde se ubican los baños termales imperiales, el visitante puede conocer la vida cotidiana de esta época a través de representaciones de mercados artesanales, tabernas y un escenario de antiguo teatro.

Como veis, Tréveris es una ciudad repleta de posibilidades que bien merece una visita.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Treveris


Deja tu comentario