Los relojes cucú alemanes

Reloj de cuco en Alemania

Alemania es conocida mundialmente por sus relojes cucú o relojes de cuco. Aunque sus orígenes no se han llegado a esclarecer todavía, sin duda, es la que región alemana de la Selva Negra aquella que más intensamente ha desarrollado el negocio del cuco, llevándolo a su máxima expresión en algunos pueblos como Schonach, Triberg o Furtwangen.

La industria relojera alemana destacaba ya en el siglo XVIII por la fabricación de curiosos maquinarias con autómatas, siendo éstos figuritas animadas que se movían al son de las diferentes melodías y sonidos del reloj cuando daba las horas. Algunos autómatas cortaban leña, otras bebían cerveza y el famoso pájaro cuco trinaba su dulce canto moviendo las alas y el pico al mismo tiempo.

Pues bien, es esta industria la que ha dado su carisma más tradicional, pero también sus múltiples riquezas, por ejemplo, al pueblo de Schonach. Se extiende allí el llamado Uhren-Park. Algo así como el Harrods de los relojes, una colosal superficie donde las miradas se pierden entre miles de relojes de cuco, de pared, de pie, de mesa o aquellos creados específicamente para la chimenea; miles de modelos con miles de matices y detalles exhibidos para el deleite del comprador quien extasiado puede pulular y curiosear, nada más y nada menos, que por más de 1000 m² de exposición.

Por supuesto, antes o después de elegir su reloj ideal, el visitante no se puede perder la contemplación del reloj de cuco más grande del mundo, una maravilla en forma de casita alpina digna de los más bellos piropos.

Otros pretéritos prodigios de la técnica se pueden apreciar, hoy en día, en el Deutsches Uhrenmuseum o Museo de los Relojes localizado en la población de Furtwangen. La colección recorre más de 150 años de tradición, historia y cultura vinculada a la producción de relojes en la Selva Negra. Maquinarias preparados para su uso diario, extraordinarias excepciones de increíble técnica y, en definitiva, más de 8000 variados objetos se reúnen en este espacio de msueo para acercarnos un poco más al maravilloso fenómeno del tiempo.

Por su parte, también el pequeño pueblo de Triberg permite evocación a un fantástico pasado lleno de riqueza y manecillas de reloj. En esta diminuta población se desarrollaron algunos de los avances tecnológicos más importantes de la industria llegando a emplear para ello hasta 13.000 personas. Sin duda, acudir a esta población, pasear por sus aldeanas callejas y reflexionar sobre la astronómica cifra es uno de los muchos atractivos de la misteriosa Selva Negra y su relación con el devenir del tiempo.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Alemania, Compras en Alemania


También te interesará...

Comentarios (4)

  1. jorge lecaros dice:

    quisiera que me mandaran fotos para poder comprar uno

  2. ALEJANDRO dice:

    ME GUSTARA ADQUIRIR UN RELOJ DE SELVA NEGRA, JUSTAMENTE EL RELOJ QUE MUESTRAN EN LA FOTO DEL ANUNCIO ES EL RELOJ QUE QUISIERA ASQUIRIR.

    MIS SALUDOS LES OFREZCO.

  3. Lilia Menendez Camacho dice:

    Tambien a mi me gustaria un cucu como el que muestran,de que manera podria ser para proporcionarme mas informacion

  4. janira dice:

    quiero que me manden informacion de como adquirilo y que me lo envien a Guatemala

Deja tu comentario