Viaje a Munich, guia de turismo

Munich

Munich es la capital y ciudad central del estado federado de Baviera. Se alza también como uno de los grandes epicentros económicos germanos y como la tercera ciudad más populosa de Alemania por detrás de Berlín y Hamburgo. Enclavada en el mismo corazón de los Alpes bávaros, éstos hacen de Munich una ciudad caracterizada por paisajes de ensueño y prolífera en deportes de invierno.

Lo primero que llama la atención al llegar a esta intensa urbe es la clara diligencia de sus calles. Amplias avenidas totalmente ordenadas para el día a día y adornadas para deleitar los sentidos, surgen en cada rincón, desplegando a su vez esa opulencia propia de una ciudad que se sabe punto neurálgico de la economía europea. En la actualidad, la urbe a orillas del a orillas del río Isar se erige como uno de los centros económicos más modernos y fructíferos de toda Europa, en cuyo territorio tienen sede algunos de los gigantes empresariales mundiales como Siemens o la Fábrica Bávara de Motores (BMW).

Curiosamente, Munich ha encontrado el maridaje perfecto para los negocios y estos se funden en ese carácter alegre y de jolgorio tan típico en Baviera. Valga para muestra de esto último la famosísima Oktoberfest ofiesta de la cerveza, donde por unos días se olvidan todas las obligaciones y Munich se convierte en un campo sembrado de ambiente, fiesta, exacerbada diversión y, por supuesto, cerveza.

¿QUÉ VER?

Por supuesto, Munichno significa únicamente negocios y fiesta, sino que también cuenta con monumentos de gran interés turístico y cultural. Destaca en el centro de la ciudad la plaza Marienplatz con el Ayuntamiento Nuevo neogótico dominando el interesante espacio. La Marienplatz se puede alcanzar fácilmente recorriendo la zona peatonal que nace en la Karlsplatz o, como le dicen los mismos muniqueses, “Stachus”.

En esta misma zona resultan también impresionantes los vestigios de las antiguas murallas de Munich, como por ejemplo las puertas de Karlstor, Isartor o la Sendlingertor.

Por lo que respecta al arte eclesiástico, queda éste dominado por elevadas torres de la Frauenkirche, un gigante construido en el gótico tardío que se alza no muy lejos de la mencionadas plazas y que carece de toda competencia gracias a la protección de la administración de la ciudad, que prohibe construir edificios de más de 100 metros en el centro y sus alrededores. Otros templos religiosos de exquisita arquitectura y, por tanto, de visita obligada, son la renacentista Iglesia de San Miguel o la Peterskirche, que se erige como la iglesia más antigua de Munich.

En el ámbito cultural, la ciudad es famosa por las grandes colecciones albergadas en sus pinotecas, por el Museo Alemán, dedicado a la técnica y las ciencias naturales, el Teatro Nacional y la Ópera, cuya actividad musical sólo es comparable a la de la cercana Viena.

Con el enorme orgullo que proporciona la exclusividad de estos iconos, Munich ofrece también al visitante la contemplación del futurista Estadio Olímpico Allianz Arena y del Parque Olímpico, que fue inaugurado para acoger los Juegos Olímpicos del año 1972.

COMER

La ciudad de Munich no ha perdido las buenas costumbres y guarda con recelo su parte más costumbrista y pintoresca, aquella que la ha convertido en punto de referencia para los amantes de la cerveza y del buen comer. Son, por tanto, paradas obligadas para el turista el Hofbräuhaus, una de las cervecerías muniquesas más famosas, donde cada día se llegan a tirar más de 10.000 litros de cerveza o aquellos puestecitos en los que se sirven las Weißwurst, salchichas blancas que, normalmente, se acompañan de mostaza dulce y de panes en forma de lazo conocidos como Brezel.

¿CÓMO LLEGAR?

Lo más sencillo para llegar a Munich es comprar uno de los numerosos vuelos que van a su aeropuerto, el Franz Josef Strauss. Con sus más de 30 millones de pasajeros al año, el Franz Josef Strauss de Múnich constituye el segundo aeropuerto más grande del país y el séptimo más grande de Europa. Se trata del segundo centro de acción de la alemana Lufthansa y en él operan prácticamente todas las aerolíneas europeas, así como una gran parte de las mundiales.

Aunque está localizado a 28 kilómetros de Munich, es posible llegar directamente al centro de la ciudad gracias al servicio de los trenes de cercanías. A lo largo de todo el día y durante gran parte de la noche, salen del aeropuerto la línea S1 y S8 con una frecuencia de 10 minutos. Cualquiera de las dos garantiza el acceso al centro en unos 50 minutos.

TRANSPORTES

Dentro del área metropolitana lo más fácil es desplazarse conla red de metro (U-bahn). Este sistema conecta prácticamente todos puntos de la ciudad y junto con el tren de cercanías (S-Bahn) conforma un amplio tejido de comunicaciones de gran rapidez y servicio constante.

ALOJAMIENTO

Aquí podéis consultar diversos hoteles en Munich.

ARTÍCULOS DE INTERÉS

PARA SABER MÁS…

Foto 1 Vía: Der_Wolf_im_Wald

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Munich


Deja tu comentario