La Puerta de Brandeburgo en Berlín

La Puerta de Brandeburgo en Berlín mira a quienes la admiran desde su Cuadriga triunfante, sabiéndose testigo impertérrito de importantes años de vivencias e historia. Construida durante el reinado de Federico Guillermo II de Prusia entre 1788 y 1791, la que originalmente constituía una de las puertas de la cuidad, acabó viviendo en primera persona los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y el posterior destierro a esa tierra de nadie que surgió entre las dos Alemanias.

La Branderburger Tor, como se denomina en alemán, se edificó a finales del siglo XVIII siguiendo un proyecto neoclásico del arquitecto Carl Gotthard von Langhans. La inspiración para tal maravilla recaló en las puertas ceremoniales de la Acrópolis ateniense, conocidas como los Propileos.

Para seguir el estilo neoclásico propio de la época se emplearon columnas dóricas y relieves de los dioses romanos, concretamente, de Hércules, Marte y Minerva. Desde el fin de construcción hasta nuestros días, este colosal monumento de 26 metros de altura se alza en la plaza de París como uno de los símbolos más representativos de la ciudad.

Entre su ornamentación destaca en la parte superior la Cuadriga de cobre diseñada por el escultor alemán Johann Gottfried Schadow. En la obra se halla representada la diosa Victoria avanzando gloriosa hacia la capital alemana.

Puerta de Brandeburgo

Aunque durante la Segunda Guerra Mundial la Cuadriga quedó gravemente dañada, en el año 1956 las autoridades de ambos sectores decidieron conjuntamente restaurarla. En la nueva escultura ya no apreciaban el águila y la cruz de hierro por considerarse símbolos del imperialismo alemán.

Años más tarde, concretamente 28 años después del levantamiento del muro de Berlín, el 22 de Diciembre de 1989 la Puerta de Brandeburgo se volvía a abrir ante la expectante y jubilosa mirada de más de 100.000 residentes en Berlín que se sentían nuevamente unidos. Tres años después comienza su definitiva reconstrucción. Es entonces cuando se decide volver a restaurar el monumento añadiendo todos sus elementos originales. Tras 22 meses y una inversión que ascendió a los 200.000 euros, la Puerta de Brandemburgo alcanzaba la imagen que hoy en día conocemos.

En la actualidad, se concentran alrededor del monumento numerosos edificios oficiales, entre ellos las Embajadas de Francia y Estados Unidos y el Parlamento Alemán. La entrada establece el inicio del parque Tiergarten y el final del famoso bulevar berlinés Unter den Linden.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Berlin


También te interesará...

Deja tu comentario