Bremen, la polifacética urbe de Alemania

Bremen

Bremen es la ciudad germana conocida por sus célebres músicos; un burro, un perro, un gato y un gallo que, gracias a la pluma de los Grimm, nos demuestran que siempre hay algo mejor que darse por vencido. Esta urbe, ubicada en el Noroeste de Alemania, se alza a orillas del río Weser y también es famosa por ser una de las poblaciones más polifacética del país.

Marcadas costumbres y tradiciones conviven en el mismo espacio urbano con esas novedosas tendencias tan propias del país germano. Así, al igual que sucede con Colonia, en Bremen resulta fácil encontrar históricas plazas jalonadas por tradicionales restaurantes y barecitos, pero también edificios de singular arquitectura, que recogen lo último en el ámbito de las ciencias naturales o de la tecnología espacial.

Bremen se ubica en las proximidades del mar del Norte y dispone de un antepuerto, la ciudad de Bremerhaven, que le permite afrontar un ingente tráfico de mercancías. Estas condiciones la convierten en el segunda área portuaria más importante del país por detrás de Hamburgo.

Su principal fuente económica es la industria naviera, aunque Bremen también destaca por su intensa actividad en los sectores de la electrónica, la industria química o la ingeniería espacial. Tanto es así que en su territorio se encuentran las más importantes empresas de la industria aeroespacial europea como EADS Astrium, OHB-System AG y ZARM Fallturm Betriebsgesellschaft mbH. Y atención porque, precisamente, en el recinto de EADS Astrium, los visitantes tienen la oportunidad de acceder al Módulo Columbus de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Por lo que respecta al paisaje urbano, la ciudad está formada por dos zonas bien diferenciadas, el centro histórico o Altstadt de tinte medieval que queda ubicado en la margen derecha del Weser, y la vanguardista y moderna Neustadt localizada en la margen izquierda.

Ambos sectores quedan separados por el mencionado río que, además, concede a autóctonos y visitantes un espacio de encantador ambiente marinero. A lo largo de sus orillas se extiende la Weserpromenade Schalachte, un paseo desde el que contemplar el lento caminar del río o en el que degustar los platos más típicos de las gastronomía alemana.

Siguiendo la línea que une innovación y tradición, encontramos en Bremen desde grandes expresiones de arquitectura tradicional, como los edificios de la calle Böttcherstrasse, hasta lo más novedoso en arquitectura contemporánea, concretado mayormente en la zona del Universum Bremen. Ambos aspectos de la ciudad garantizan unos días de intensa diversión para todos aquellos que se decidan a visitar Bremen.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bremen


También te interesará...

Deja tu comentario