Comer en Baviera, arte gastronómico

Baviera

Como sucede en muchas otras gastronomías pertenecientes a otras naciones, también en Alemania se hace presente un marcado regionalismo culinario. Esto convierte el país en una mina de especialidades gastronómicas propias de cada uno de los Länder. Así, en las distintas regiones es posible apreciar el empleo de ingredientes diferentes, especias y complementos distintos e incluso, formas de cocción y preparación totalmente contrastadas.

Hoy nos gustaría centrarnos en una de las regiones alemanas más proliferas desde el punto de vista gastronómico. Hablamos de Baviera, cuna de las grandes cervezas, del Leberkäse y de las suculentas salchichas blancas conocidas en alemán como Weisswurst.

Al igual que en otras zonas de Alemania, también en la gastronomía bávara la estrella es la carne. En la zona se pueden degustar multitud de variantes que incluyen contenidos cárnicos, especialmente del cerdo y de la ternera. El Schweinbraten o asado de cerdo y el Böfflamott, que se corresponde con la especialidad francesa de la Boeuf à la mode compuesta de ternera, son exquisiteces de lo más tradicionales entre los manjares bávaros.

Otras variantes derivadas de la carne son algunos de los denominados Imbiss; ligeros piscolabis para picar entre horas que, en los últimos tiempos, dado el estrés y el cambio de ritmo laboral, también empiezan a cubrir en muchas ocasiones la comida del mediodía.

Directamente llegadas del corazón de Munich y elaboradas con con carne de cerdo, ternero, cebollas y perejil, las salchichas blancas constituyen junto con el Leberkäse – asado de cerdo y vacuno horneado en molde de pan- , algunos de los platos rápidos más típicos de la región. Por supuesto, los acompañamientos a la hora del picoteo son esenciales, y junto con la Weisswurst se sirve una mostaza dulce preparada a base de miel y los típicos panecillos Brezel, panes en forma de lazo y salpicados de sal, característicos de todo el sur de Alemania.

En un último lugar y no por ello menos importante, llega la cerveza. Reconocida como bebida nacional de Baviera, esta delicia dorada alcanza en la región alemana su máxima expresión cuantitativa y cualitativamente hablando. La Alta Franconia, localizada en el norte de Baviera, tiene la mayor concentración de fábricas de cervezas del mundo y, además, en esta ocasión, cantidad y calidad corren parejas. Esto significa que el visitante no sólo tiene la posibilidad de escoger entre una variadísima gama de cervezas, sino también de beber toda la que guste.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Baviera, Gastronomía alemana


Deja tu comentario