La catedral de Colonia, el gigante gótico

Catedral de Colonia

La catedral de Colonia, o “Der Kölner Dom” como se le suele llamar en alemán, es sin duda la principal atracción turística de la ciudad. Con los 156 metros de altura de sus torres gemelas, este edificio fue hasta finales del siglo XIX el más elevado del mundo y sólo quedó superado en el año 1884 cuando finalizaron las obras del Monumento Washington.

Ahora bien, la catedral de Colonia no sólo destaca por sus hercúleas torres, sino también por una fachada totalmente impresionante. No en vano fue concebida en su diseño original como la mayor fachada del mundo perteneciente a un edificio eclesiástico. Para ello fue necesario contar con sus casi 8000 m² de superficie y con unas gigantescas moles góticas a ambos lados de la fachada central que subrayaran las dimensiones del conjunto.

Para tocar el cielo de Colonia algo que el visitante no se puede perder es el ascenso a las torres. 509 escalones nos separan de nuestro objetivo, 509 escalones hasta descubrir a vista de pájaro esa ciudad que respira bajo el Dom. Por cierto, aquellos que deseen ver en directo el repicar de la gran campana del Dom, comúnmente conocida como “Der dicke Pitter”, tendrán que dar aviso a la administración de la catedral, que les ofrecerá una posible fecha en la que disfrutar de tal evento.

Otra de las intensas curiosidades que esconde el recinto gótico es la arqueta donde descansan supuestamente las reliquias de los Tres Reyes Magos de Oriente. Este arca exquisitamente decorada en oro y plata se encuentra detrás del altar mayor y constituye una atracción no sólo por su contenido, sino también por su continente, ya que se trata del relicario más grande de occidente y de la mejor representación del llamado estilo Mosano. Por lo que respecta a su contenido, se dice que en su interior se encuentran los restos de los Reyes Magos, hecho que supuestamente quedó constatado en el año 1864 cuando se abrió el relicario y se encontraron los restos casi completos de los tres hombres.

Los reyes Magos en Colonia

La cámara del tesoro o Sachtzkammer es otra de las grandes sensaciones que guarda el Dom de Colonia. En el ala norte de la catedral, se extiende a lo largo de 500 m² una increíble exposición, que concede al visitante la oportunidad de recorrer 16 siglos de la historia eclesiástica. Bajo los abovedados techos, más de 200 relicarios, así como utensilios litúrgicos y vestimentas, ayudan a revivir algunos de los momentos más intensos de la religión cristiana.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Colonia


También te interesará...

Deja tu comentario