Frankfurt, en el corazón de las finanzas europeas

Frankfurt

Fráncfort del Meno, en alemán Frankfurt am Main, es con casi 700.000 habitantes la quinta ciudad más grande de Alemania por detrás de Berlín, Hamburgo, Múnich y Colonia. Aunque Wiesbaden es la capital administrativa del Estado Federado de Hesse, lo cierto es que Fráncfort es considerado el centro urbano más importante del mismo.

Con un skyline jalonado de enormes rascacielos, la sede del Banco Central Europeo en su territorio y una notoria bolsa de valores que marca el ritmo económico de todo el continente, Fráncfort se alza como la capital financiera de Europa. Un gigante de los negocios con más de 200 filiales pertenecientes a bancos de todo el mundo y el tercer aeropuerto más grande de Europa en lo que respecta a cantidad de pasajeros.

Su innovadora arquitectura se extiende a orillas del río Meno – de ahí su nombre – y convive con un centro histórico modernamente reconstruido, después de que quedara destruido por los bombardeos de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial.

Lo cierto es que hasta hace bien poco Fráncfort jugaba un papel poco relevante en el ámbito cultural alemán y se encontraba por detrás de las históricamente doctas Berlín y Hamburgo.

Ahora bien, desde hace unos años, esta situación ha cambiado en gran medida y la ciudad “am Main” también comienza a ser internacionalmente conocida por sus museos y salas de exposiciones.

El renombrado Instituto de Arte Städel, con su importante colección de arte europeo, el Museo de las Comunicaciones o el Museo Alemán de Cine, que ofrece numerosas joyas históricas del avant garde, son sólo algunos de los más de 60 museos que se extienden por las riberas del río Meno.

Sobre el casco antiguo y controlando desde abajo la actividad de los rascacielos, surge la distinguida torre gótica de la Catedral de San Bartolomé. Tiene 96 metros de altura y bajo su estructura han tenido lugar 10 coronaciones imperiales, desde que el 1239 recibiera el título honorífico de “Iglesia Imperial”.

Frankfurt

Otro de los monumentos más representativos de la ciudad de Fráncfort es el Römerberg. Se trata del corazón del mismo casco antiguo y del lugar donde se encuentra el ayuntamiento o el Römer. Destaca su fachada gótica, que fue reconstruida con gran fidelidad tras su destrucción en la Segunda Guerra Mundial, así como la contigua Iglesia de San Nicolás y los numerosos centros culturales situados en sus alrededores.

Por último, cabe resaltar la importancia de la histórica Iglesia de San Pablo. En Mayo de 1848 este recinto eclesiástico fue testigo de la primera Asamblea Nacional elegida democráticamente y, hoy en día, se recoge allí una interesante exposición dedicada al tema de la democracia alemana.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Frankfurt


También te interesará...

Deja tu comentario