La Selva Negra, la maravilla salvaje de Alemania

la Selva Negra

La Selva Negra o Schwarzwald se encuentra enclavada en la zona más al sur de Alemania y limita con Francia en el oeste, con Suiza en el sur y con los montes Kraichgauer en el norte. En estas coordenadas surge uno de los bosques más conocidos del mundo, y no sólo por ser cuna de los prestigiosos relojes cucú, sino también por ser bastión de antiguas tradiciones y modos de vida que aún hoy se mantienen vivos entre sus recónditos escondrijos.

Multitud de abetos, helechos y dedaleras acompañan a aquellos que se deciden a visitar el bosque. Impresiona la inmensa vegetación que casi no deja pasar la luz. Quizás, sea por eso por lo que recibe el nombre de Selva Negra. Sus densos parajes vírgenes abren también sus encantos a los fanáticos del senderismo ofreciendo más de diez rutas de senderismo diferentes, perfectamente señalizadas y accesibles tanto en verano como en invierno. La más famosa es la Westweg o camino del Oeste que va desde Pforzheim hasta Basel.

La Selva Negra también es un lugar idóneo para hacer escalada, equitación, ciclismo de montaña o gran cantidad de deportes acuáticos como windsurf, buceo o kayak, que se pueden practicar especialmente en los lagos Schluchsee y Titisee.

Asimismo, algo a destacar en la zona son los dos parques naturales que se han creado en los últimos años con el fin de preservar la cultura originaria propia de la Selva Negra, comercializar mejor sus productos más típicos y proporcionar a los turistas atracciones de gran calidad. Estos parques recogen, hoy en día, prácticamente toda la extensión de la selva.

Selva Negra

El Parque Natural del Sur o Naturpark Südschwarzwald constituye el segundo más grande del país y en sus 3.300 km² contiene las famosas cascadas de Triberger, que son las más altas de Alemania. Una curiosidad es que allí las simpáticas ardillas son las reinas del lugar y se venden numerosos souvernis con estas pequeñas amigas como protagonistas.

Por su parte, entre el norte y el centro de la Selva se extiende el Parque Natural más grande de Alemania, el Naturpark Schwarzwald Mitte/Nord, donde destaca el oscuro bosque mixto lleno de musgos con sus preciosos abetos plateados o los circos glaciares y sus oscuros lagos, conocidos como los ojos de la Selva Negra.

La Selva Negra, punto de referencia de culturas ancestrales y parajes de ensueño,sólo se puede entender si se pasea bajo su oscuro manto y se huele su histórica y salvaje naturaleza. Entonces, quizás, es posible entrever la grandeza del lugar.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Alemania, Naturaleza en Alemania


Deja tu comentario