La gastronomia alemana

Gastronomia alemana

La gastronomía alemana igual que la su país vecino, Austria, consiste en una variopinta mezcla de artes culinarias internacionales procedentes de los países fronterizos. Aunque por supuesto los alemanes cuentan con sus propias peculiaridades culinarias – no nos equivoquemos, no son sólo salchichas-, también es cierto que reciben fuertes influencias de la cocina francesa, la austríaca, la holandesa y los países de Europa del este.

Una de las bases de la alimentación alemana es la carne de cerdo. De hecho, uno de los platos estrellas del país germano, el codillo, se prepara con carne de porcino. También la ternera es muy demanda, especialmente para los suculentos entrecots y solomillos. Además, existen en la gastronomía alemana numerosos productos embutidos derivados de la carne como la mortadela alemana, el salchichón cocido o el pastel de carne. Otras carnes consumidas en casi todos los restaurantes germanos son la de pollo, ganso y pavo. Por último, tienen especial presencia en el Rhin algunas carnes de caza.

Llegan ahora las salchichas. En Alemania existen muchos tipos diferentes desde la típica y común Francfort a la Bockwurst, pasando por la Weißwurst, salchicha también blanca típica de Múnich, las picantes Burenwürste o la Currywurst, una salchicha con curry típica de Berlín.

Por otra parte, aquellos que piensan que sólo es la dieta mediterránea la que incluye gran cantidad de verduras, se equivocan. En la comida alemana las ensaladas, servidas como acompañamiento al plato principal, son esenciales. Normalmente, las ensaladas incluyen lechugas de diversos tipos, tomates, pepinos y pepinillos, cebollas, y una larga lista de productos frescos del campo. Algunas de ellas también se mezclan con diversas carnes o con patatas.

Y no olvidemos que Alemania tiene mar y que, por tanto, cuenta con una enorme variedad de pescados y mariscos. Del Mar del Norte llegan, en gran medida, el arenque, el salmón, el carbonero o el rodaballo.Además de encontrar pescado fresco, también existe mucha tradición de mantenerlo en variadas conservas, así como en escabeche, ahumados o en salazón. En general, se suelen preparar conservas de los filetes de arenque en salsas de tomate o de pimiento y también de atún, sardinas y marisco.

Por lo respecta a los piscolabis y la comida ligera que tiene lugar por la noche, allá a las 19 horas, suelen ser muy habituales los productos lácteos, entre los que destaca el queso, el Yogurt o la curiosa Buttermilch (leche de mantequilla), todo tipo de fiambres, los tomatitos Cherry, los huevos cocidos, y un surtido enorme de panes diferentes.

Y esto es sólo un pequeña parte de la gastronomía alemana, para que luego digan que los alemanes sólo comen salchichas.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomía alemana


Deja tu comentario